Monforte vuelve a la Edad Media

La Feira Medieval llena desde esta mañana las calles del centro histórico de la ciudad


La Voz

La Feira Medieval de Monforte inunda de gente este fin de semana las calles del centro histórico de Monforte. Un cañonazo disparado con la réplica de una antigua bombarda abrió oficialmente el certamen un poco después de las doce del mediodía de este sábado. Para entonces, los cerca de 120 puestos callejeros instalados este año llevaban ya un par de horas abiertos. Miles de personas recorrieron durante la mañana las calles del centro, engalanadas desde hace días con todo tipo de adornos de inspiración medieval. Muchos vecinos y visitantes visitan la feria vestidos también de época.

La inauguración llegó después de un saludo del alcalde de Monforte, José Tomé, a vecinos y visitantes. Con Tomé estaban concejales de distintos grupos políticos y representantes de otras instituciones, como Eduardo Vidal, el responsable de Turismo de la Diputación de Lugo. La edición de este año, que hace la número diecisiete de la Feira Medieval de Monforte, tiene un presupuesto récord de 68.000 euros, un 12% por encima del 2018. En el Ayuntamiento esperan que el progresivo incremento del gasto en la organización de esta fiesta sirva para reforzarla edición tras edición.

La quema del palacio, esta noche

Los responsables municipales confían además que los nuevos espectáculos organizados este año hagan de esta edición la más multitudinaria y ayuden a consolidarla como una referencia gallega en este tipo de festejos de ambientación de época. El principal de estos nuevos reclamos será este sábado por la noche la quema de la fachada del palacio de los condes de Lemos, en lo alto del monte de San Vicente. La quema llegará después de que termine la subida con antorchas que saldrá a las nueve de la noche de la plaza de España. La quema está programada para las nueve y media.

Por segundo año consecutivo, el recinto se extiende también al otro lado del río Cabe. El centro de la fiesta sigue estando en la plaza de España, igual que en las dieciséis ediciones anteriores. El grueso de los puestos están alreededor de este espacio, en la cuesta de Santo Domingo, en el atrio de la iglesia de A Régoa y en las calles Bailén y Comercio y en la plaza Doutor Goyanes. Pero el otro polo de animación se encuentra al otro lado del puente viejo, con la exposición y las exhibiciones de aves rapaces en el Campo de San Antonio y las atracciones festivas para niños frente al convento de las clarisas. La ampliación acometida el año pasado en el espacio festivo tiene que ver con el incremento de la demanda de vendedores ambulantes para instalar sus puestos en la Feira Medieval de Monforte. Este año son 117, más que en ninguna otra edición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Monforte vuelve a la Edad Media