Especies protegidas y patrimonio, una difícil convivencia

Un nido de cigüeñas derriba la cruz del campanario de la iglesia en una parroquia de Monforte


La cruz que remataba el campanario de la iglesia de A Parte se desprendió de la espadaña. Nadie acierta a decir con exactitud cuándo sucedió, porque en el templo ya no hay misas dominicales. La población va a menos y en ese templo solo hay oficios religiosos con motivo de sepelios y aniversarios. También el 21 de septiembre, cuando se celebra en esa parroquia monfortina la popular romería de San Mateo. Lo cierto es que la cruz yacía ayer rota en el piso entre la entrada a la iglesia y el cementerio anexo. Todo parece indicar que el nido de cigüeñas que ahora corona en solitario el campanario propició la caída.

Nadie en la parroquia era capaz de poner fecha ayer al desplome de la cruz. Ni la pedánea ni la asociación tenían constancia del suceso. Tampoco sabía nada el cura párroco, que de mañana celebraba misa en Monforte en la iglesia de la Estación. A la mayoría, sin embargo, no les cogió por sorpresa La presencia del nido de cigüeñas sobre el campanario no presagiaba nada bueno. «Sei que se presentou un recurso para sacar o niño, pero non é sinxelo porque están protexidas», dice la pedánea de A Parte.

Recurso previo

El recurso, en efecto, se presentó. Desde la asociación de vecinos confirman que hace un mes aproximadamente dirigieron un escrito a la Consellería de Medio Ambiente para que procediese a la retirada del nido. Como respuesta recibieron una notificación en la que se les emplazaba a presentar un «informe» para justificar el desmantelamiento del nido. «Debeu ser unha confusión. Non lle pedíamos permiso para retiralo nós, queríamos que o sacasen eles. Non ten moito sentido que nos pidan un informe», señalan en la asociación. En otros casos similares, se instalaron postes en las proximidades de las iglesias como ubicación alternativa para los nidos. Es raro que las cigüeñas se dejen tentar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Especies protegidas y patrimonio, una difícil convivencia