Un sistema de detección de alérgenos en alimentos gana el concurso de ideas empresariales

El certamen amplía patrocinadores públicos y privados y pasa a denominarse Semente da Ribeira Sacra


monforte / la voz

Un proyecto que plantea el desarrollo de un sistema para la detección de alérgenos en alimentos, presentado bajo el lema Sense-Z, resultó ganador de la quinta edición del concurso de iniciativas empresariales convocado por la asociación Semente de Monforte, que pasará a denominarse a partir de ahora Semente da Ribeira Sacra. El segundo premio fue para la plataforma Smartwood, de prestación de servicios digitales a propietarios forestales, y el certero para Itecterm, un modelo de monitorización de variables sanitarias para explotaciones de ganado vacuno. Los ganadores reciben premios en metálico por importe de 8.000, 5.000 y 3.000 euros.

La entrega de premios tuvo lugar ayer en el transcurso de una cena celebrada en el Parador de Turismo de Monforte, escenario de las deliberaciones del jurado que eligió previamente a los ganadores entre los diez proyectos finalistas. En la elección de las mejores propuestas se valora especialmente «aqueles desenvolvidos en Monforte ou que teñan como obxectivo a posta en valor dos recursos da Ribeira Sacra». Además de los premios en metálico, los ganadores tienen la oportunidad de contactar con grupos empresariales para poder llevar sus ideas a la práctica.

Entre las propuestas finalistas había proyectos de temáticas dispares relacionados con la entrega de paquetería, la revalorización de subproductos de la industria cárnica, la artesanía como reclamo creativo, la restauración de suelos degradados, el turismo, las energías renovables o la elaboración de bebidas isotónicas con recursos propios.

El concurso de proyectos empresariales Semente de Monforte es desde ayer algo más ambicioso. Empezando por la denominación, porque pasa a ser Semente da Ribeira Sacra. El anuncio se hizo público coincidiendo con la jornada de entrega de premios de la quinta edición del certamen, que tuvo lugar a última hora de ayer en el Parador de Turismo de Monforte. No es un simple cambio de nombres. A la asociación que puso en marcha esta iniciativa se incorporan ahora como entidades colaboradoras las diputaciones de Lugo y Ourense, y los ayuntamientos de Chantada, A Pobra do Brollón, Sober, Pantón, O Saviñao y Bóveda. También aumenta la nómina de empresas patrocinadoras, a la que se suman Lagoa Borges Holding, Daveiga y Rectoral de Amandi.

A lo largo de la jornada del sábado, los finalistas del concurso expusieron sus proyectos ante el jurado. En uno de los descansos, representantes de la asociación dieron a conocer las incorporaciones y el nuevo formato del certamen, que nació en el año 2014 con el fin de fomentar desde Monforte iniciativas de fomento de la cultura emprendedora sin distinción de procedencias.

El anuncio sobre la nueva orientación del concurso se produjo durante una rueda de prensa en la que participaron el conselleiro de Economía, Francisco Conde; el vicepresidente de la Diputación de Ourense, Rosendo Fernández; la responsable de Cultura de la Diputación de Lugo, Pilar García; la primera teniente de alcalde de Monforte, Gloria Prada; la representante de las empresas patrocinadoras, María Bargaso; y el portavoz de la asociación Semente de Monforte, Severino Rodríguez. «O obxectivo é acadar unha maior proxección do concurso facéndoo máis atractivo para o conxunto da Ribeira Sacra e de todos os colaboradores e participantes», señala el exalcalde.

A rebufo de la lotería

Semente de Monforte surgió a rebufo del Gordo de la lotería de Reyes que cayó en Monforte el año de su constitución. Entre sus fundadores estaban algunos de los premiados, que contribuyeron desinteresadamente a crear la asociación. El objetivo, explica Severino Rodríguez, «era promover a solidariedade entre o pobo monfortino e sementar iniciativas empresariais que desen pulo ao desenvolvemento económico de Monforte e a súa contorna». Aunque la generosidad de otros agraciados no estuvo a la altura de las expectativas de los promotores de la idea, varias empresas e instituciones su sumaron a la propuesta y garantizaron su continuidad hasta la fecha.

Además de las tres empresas que se incorporan ahora, colaboraron en la financiación del concurso Interavante, R-Cable, Barbosa e Hijos, Gadisa, Estrella Galicia, Caixabank, Dimago, Pérez Rumbao, Bricoking y ct.galega. En el apartado institucional, el concurso contó con el apoyo del Ayuntamiento de Monforte, del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) y de las universidades de Santiago, A Coruña y Vigo.

A la quinta edición se presentaron 54 propuestas de áreas tan diversas como las energías renovables, la alimentación o el turismo sostenible. Diez llegaron a la final, en la que iban a ser elegidos los tres proyectos ganadores. En las cuatro ediciones anteriores concursaron un total de 327 ideas empresariales. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un sistema de detección de alérgenos en alimentos gana el concurso de ideas empresariales