La Ribeira Sacra ya es Bien de Interés Cultural

La Xunta aprueba la máxima protección para 180 kilómetros cuadrados de este territorio, que incluye parcial o totalmente a veintidós municipios de las provincias de Lugo y Ourense

Una mujer saca una foto del cañón del Sil en las cercanías del mirador de Santiorxo, en Sober
Una mujer saca una foto del cañón del Sil en las cercanías del mirador de Santiorxo, en Sober

Monforte

El Consello de la Xunta dio esta mañana luz verde al decreto que declara Bien de Interés Cultural (BIC) el paisaje cultural de la Ribeira Sacra. Se trata de un paso imprescindible para que la Unesco admita estudiar la declaración de esta área geográfica como patrimonio de la humanidad. El expediente de declaración de BIC había sido puesto en marcha por la Xunta en diciembre del 2017.

De la tramitación del proceso se encargó la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, que disponía de dos años para completarlo, pero finalmente empleó solo uno. Durante este último año, tanto la Real Academia de Belas Artes como el Consello da Cultura Galega emitieron informes a favor de la declaración de la Ribeira Sacra como BIC.

Durante el plazo de exposición pública, que duró cuatro meses y diez días, fueron presentadas un total de 29 alegaciones. Un total de veintitrés de estas alegaciones fueron estimadas total o parcialmente e incluidas en el documento final. Los portavoces de la Xunta admiten que estas alegaciones permitieron "mellorar e completar o expediente en aspectos significativos relativos á toponimia ou ao patrimonio fluvial". Además, fueron incluidos adicionalmente diferentes elementos monumentales de arquitectura defensiva como el castillo de A Peroxa y el Folión de carros de Chantada como fiesta singular que forma parte del patrimonio inmaterial de la zona.

En la Xunta aseguran que este procedimiento de declaración de BIC es "innovador e incomparable con calquera outro que se teña realizado con antelación tanto en Galicia como no resto do Estado".

Dentro de la zona BIC queda una superficie de 180 kilómetros cuadrados que ahora va a disponer de un régimen específico de protección. El paisaje cultural de la Ribeira Sacra incluye parte del territorio de un total de veintidós municipios de las provincias de Lugo y Ourense. Se trata de los municipios de Carballedo, Castro Caldelas, Chantada, Esgos, Montederramo,

Nogueira de Ramuín, Pantón, Parada de Sil, Paradela, Monforte, A Peroxa, A Pobra do Brollón, A Pobra de Trives, Portomarín, Quiroga, Ribas de Sil, San Xoán de Río, O Saviñao, Sober, Taboada, A Teixeira y Xunqueira de Espadanedo.

Toda esta superficie está dividida a su vez en dos áreas diferenciadas, la del BIC propiamente dicha y la de transición, y además incluye diferentes bienes individuales. Los bienes que están

relacionados con el paisaje y que están expresamente mencionados en esta declaración están a su vez divididos en tres categorías.

En la primera, están los que ya disfrutan de la máxima protección, que son un total de setenta. Entre ellos hay 58 inmuebles; tres bienes muebles, como el crismón de Quiroga; y nueve manifestaciones del patrimonio inmaterial, como el Folión de Carros de Chantada.

En la segunda categoría entran 512 bienes inmuebles que ya están dentro del área geográfica declarada BIC. Y en la tercera aparecen otros 634 bienes inmuebles de carácter sacro que están catalogados en este mismo territorio. Son todas las iglesias, capillas y ermitas existentes en los veintidós ayuntamientos entre el límite de la zona de transición y el final del término municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Ribeira Sacra ya es Bien de Interés Cultural