A la cárcel una mujer de Monforte que apuñaló a su marido ciego y paralítico

El suceso ocurrió durante la noche del sábado al domingo en un piso de la calle Malvarón. La mujer tiene una enfermerdad psiquiátrica. Al parecer, no había antencedentes de maltrato por parte del marido ni de brotes violentos por parte de ella


La mujer detenida este fin de semana en Monforte por propinar una cuchillada a su marido fue enviada esta mañana a prisión por el juez que investiga el caso. La mujer salió del juzgado poco antes de las tres de la tarde esposada y bajo custodia policial. La víctima es una hombre paralítico y que está prácticamente ciego. La mujer sufre una enfermedad psiquiátrica, pero no tenía antecedentes de comportamiento violento. Tampoco constan antecedentes de malos tratos por parte del marido.

El suceso ocurrió durante la noche del viernes al sábado en el piso que ambos viven juntos en la calle Malvarón. La Policía Nacional investiga en qué circunstancias se produjo la agresión, que terminó con el hombre hospitalizado con una herida cortante en el cuello y otras menos peligrosas en la cabeza y otras partes del cuerpo.

El hombre fue trasladado desde su casa al hospital y después de ser atendido en el servicio de urgencias, fue trasladado ayer a planta. Esta mañana seguía ingresado. La víctima sufre una ceguera prácticamente total y sufre una parálisis que le impide andar, por lo que depende de una silla de ruedas para desplazarse.

El caso está siendo investigado por el juzgado número dos de Monforte, donde la mujer fue conducida por la policía a las doce de esta mañana, después de pasar el fin de semana detenida en la comisaría. El juez ordenó el ingreso en prisión de la mujer después de de revisar el atestado elaborado por la Policía Nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

A la cárcel una mujer de Monforte que apuñaló a su marido ciego y paralítico