Ribas de Sil exaltó su fruto más sabroso, la cereza

La 13 edición de la Festa da Cereixa congregó a centenares de personas y se vendieron más de 2.500 kilogramos

.

Monforte de Lemos

Ribas de Sil congregó durante toda la jornada de ayer a centenares de visitantes en la 13 edición de la Festa da Cereixa. El certamen resulta curioso por celebrarse en teoría en una época en la que las cerezas todavía no han florecido en Galicia, mientras que en Ribas de Sil están perfectas para su consumo. El motivo se debe al microclima mediterráneo de la zona, que además de provocar que broten antes, también les confiere un sabor único muy apreciado por los entendidos en la materia.

La nutrida asistencia de personas se correspondió con las buenas ventas que superaron los 2.500 kilogramos en lo que a cerezas se refiere y alcanzaron los 350 litros de aceite. El elevado ritmo de ventas durante toda la jornada hizo que a partir de media tarde ya no resultara sencillo adquirir el codiciado fruto. El presidente del Consorcio Turístico de la Ribeira Sacra, Luis Fernández Guitián, fue el encargado de pronunciar el pregón del evento. En su intervención calificó la fiesta como «un escaparate excelente das riquezas gastronómicas que atesoura esta fermosa terra». Fernández Guitián destacó especialmente la presencia del aceite de la zona en países como Finlandia o Rusia, además de definir algunos productos, como la mermelada de cereza como unha delicatesen». Para concluir definió la cereza de la zona como «un produto que entra polos olos antes de chegar ao paladar dun sabor especial carnoso e doce», además de alabar sus cualidades curativas.

El concejal de Cultura, Roberto Castro, destacó la notable asistencia de gente a un certamen del que dijo que «está maís ca consolidado e comprobamos como mellora ano a ano». Este año llamó especialmente la atención del numeroso público una exposición de automóviles antiguos situada muy próxima al recinto ferial.

Votación
0 votos

Ribas de Sil exaltó su fruto más sabroso, la cereza