Cables en el suelo y un escaparate roto en Monforte


Una de las carreteras más afectadas por el vendaval de ayer por la tarde fue la que une O Incio y Bóveda. En la conocida como recta de Guntín, un largo tramo sin curvas en el límite entre estos dos municipios con plantaciones de pinos a ambos lados,  cayeron entre las siete y las nueve de la noche al menos dos ramas de grandes dimensiones. Una de ellas interrumpió uno de los carriles, pero la otra era más grande y al caer ocupó la calzada de lado a lado. Los primeros coches que pasaron por allí la sortearon saliendo a la cuneta. Hasta que una conductora decidió bajar y arrastrar la rama como pudo hasta que liberó uno de los carriles.

Tor, Piñeira y A Vide

Pero los problemas no se produjeron únicamente en los municipios más expuestos al viento por su orografía. También en Monforte hubo abundantes alertas por caídas de árboles y ramas. 

La Policía Local atendió avisos en las parroquias de Tor y Piñeira y en la carretera de A Vide, donde la caída de un chopo en el tendido telefónico que atraviesa la calzada cerca del cementerio. Como el cable no llegó a romperse, los agentes lo amarraron al suelo hasta que los operarios de Movistar pudiesen recolocarlo en sus postes. En Piñeira, unas ramas tiraron también un cable, en este caso del tendido eléctrico.

Además, en el casco urbano de Monforte el viento lanzó contra un escaparate un cubo de la recogida de basura a la altura del número 94 de la calle Chantada. El golpe rompió el cristal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cables en el suelo y un escaparate roto en Monforte