El baile dos toxos vuelve a O Courel, pero con arbustos importados

FOLGOSO DO COUREL

La última vez que se  pudo celebrar el tradicional baile dos toxos de Vilamor (en la imagen) fue en enero del 2020. En otros tiempos, el baile se celebraba en el interior de las cuadras, con el piso cubierto de tojos, ya que lo habitual era que el festejo coincidiese con fuertes nevadas
La última vez que se pudo celebrar el tradicional baile dos toxos de Vilamor (en la imagen) fue en enero del 2020. En otros tiempos, el baile se celebraba en el interior de las cuadras, con el piso cubierto de tojos, ya que lo habitual era que el festejo coincidiese con fuertes nevadas CEDIDA

Los vecinos de Vilamor tienen que pedir tojos a otra parroquia para celebrar el tradicional festejo ya que los suyos ardieron en verano

12 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

La parroquia de Vilamor, en el municipio de Folgoso do Courel, recuperará el día 21 sus fiestas patronales de San Vicente, que no se pudieron celebrar los dos últimos años a causa de la pandemia. El aspecto más singular del festejo es el llamado baile dos toxos, una antigua tradición local que refleja las duras condiciones climáticas en las que se solía celebrar. «Como o normal era que eses días nevase moito na serra, para poder bailar a cuberto, a xente refuxiábase nun curral de vacas e estrábase o piso con toxos», explica Manuel Vila Álvarez, uno de los vecinos que organizan la fiesta.

El baile dos toxos de este año, además de ser el primero después de la pandemia, se celebrará en una condiciones peculiares debido a los grandes incendios forestales que sufrió la sierra de O Courel el pasado verano, uno de los cuales se originó precisamente en esta parroquia. «Nos incendios ardeu toda a contorna da aldea e hoxe segue sen haber un sitio onde cortar un toxo», dice Vila.

Al otro lado del Lor

Para poder celebrar el festejo, los vecinos de Vilamor han tenido que pedir prestados los tojos en otra localidad que se salvó del fuego: la aldea de A Pendella, perteneciente a la parroquia de Folgoso y situada en la margen opuesta del valle del río Lor. «Os veciños da Pendella xa nos deron permiso para cortar os toxos que necesitemos para a festa e iso é algo que lles temos que agradecer moito», señala Manuel Vila. La recogida se llevará a cabo este fin de semana.

La tradición del baile dos toxos de las fiestas de San Vicente estuvo perdida desde principios de la década de 1970 y se recuperó primeramente entre el 2001 y el 2007. Después transcurrió un tiempo en el que no se celebró y en el 2019 se recuperó de nuevo. El baile volvió a celebrarse en enero del 2020, pero la pandemia impidió darle continuidad durante los dos años siguientes.

Desde que se recuperó por primera vez —hace ahora veintidós años—, el baile dos toxos no se ha celebrado en el interior de una cuadra, sino al aire libre, en una plaza de Vilamor. La última vez fue bajo una carpa. Pero el festejo no coincidió con nevadas en ninguna de las ocasiones en las que se organizó durante este siglo. En otros tiempos, según recuerdan los vecinos de más edad, lo habitual es que en esta época del año nevase abundantemente y que durante quince o veinte días no se pudiese llevar el ganado a pastar a los prados.

El baile dos toxos de este año se celebrará a partir de la seis de la tarde del día 21 y, como es habitual desde que se recuperó, comprenderá un concurso de danza por parejas. Los organizadores siempre recomiendan a los asistentes que vayan con zocos —o con algún otro calzado fuerte— y piden que los participantes en el baile, si es posible, lleven ropa de época. Este año, además, se pretende recuperar una antigua pieza musical, denominada Baile do esparabán, que se interpretaba tradicionalmente durante el festejo.

Programa festivo

El programa festivo de la jornada empezará a las 12.30 horas con una misa solemne en la iglesia de la parroquia, que será seguida una hora más tarde de una sesión vermú. A las 15.45, el pregón de la fiesta será pronunciado por la escritora y profesora coruñesa Sonia María García, autora de varios libros sobre la sierra de O Courel. A las cuatro de la tarde, por otro lado, habrá un campeonato denominado «Chia-lo eixe», en el que los participantes deberán recorrer la localidad empujando a mano ruedas y ejes de carros del país.

O baile que lembra as grandes nevadas

suso varela

O baile dos toxos, unha tradición que será recuperada o 2 de febreiro na localidade de Vilamor, constitúe un singular testemuño das condicións climáticas que reinaban ata tempos recentes na Serra do Courel. Este baile celebrábase o 20 de xaneiro con ocasión da festividade de San Vicente, patrón da parroquia, e coincidía habitualmente con grandes nevadas. Para resguardarse do frío e da neve, os veciños celebraban o baile dentro das cortes, cubrindo o piso con toxos.

Olalla Raposo, unha veciña de Vilamor que colabora na organización do festexo, sinala que «polo que conta a xente maior, nesta época do ano era moi frecuente que houbese nevaradas moi fortes e que quedasen os terreos totalmente cubertos de neve durante quince días ou máis tempo». Para celebrar festas nesas condicións non había máis remedio que refuxiarse nas cortes e bailar sobre camadas de toxos. Unha tradición similar á de Vilamor -engade- eran as chamadas polavilas que se celebraban durante o inverno nas aldeas da Serra dos Ancares, en lugares como Piornedo. «Neses sitios tamén se bailaba dentro das cortes e sobre os toxos, porque non había espazos preparados para celebrar as festas sobre terreo firme como os que temos agora».

Seguir leyendo