Una carretera nueva ladera arriba, solución provisional contra el derrumbe de O Courel

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

FOLGOSO DO COUREL

El derrumbe afecta a un tramo de al menos cien metros de la carretera LU-651, entre las localidades de Folgoso do Courel y Santa Eufemia
El derrumbe afecta a un tramo de al menos cien metros de la carretera LU-651, entre las localidades de Folgoso do Courel y Santa Eufemia CEDIDA

La Consellería de Infraestruturas acometerá estas obras de forma urgente mientras prepara la reconstrucción definitiva

13 abr 2022 . Actualizado a las 12:31 h.

La Xunta construirá un tramo provisional de carretera como solución de urgencia contra el derrumbe del principal acceso a Folgoso do Courel. Medirá menos de un kilómetro y costará algo más de 770.000 euros. No es el remedio definitivo, pero sí una alternativa que permitirá reducir el tiempo que este municipio tiene que aguantar con su carretera más importante cortada. Esta variante de emergencia debería estar lista para este verano.

La decisión la dieron a conocer este lunes la Consellería de Infraestructuras y el Ayuntamiento de Folgoso. Lo que la consellería pretende es construir tan rápido como sea posible un tramo nuevo de calzada que sirva para sortear los 200 metros de la LU-651 que se hundieron el pasado 20 de marzo sobre dos galerías subterráneas de una cantera de pizarra. No hay todavía muchos detalles técnicos sobre este proyecto, pero sí se sabe que ese tramo nuevo medirá 740 metros de longitud y discurrirá por la misma ladera de la carretera original, solo que a más altura. Los técnicos habrán encontrado ladera arriba suelo suficientemente firme para trabajar.

El derrumbe de hace tres semanas obligó a cortar al tráfico el kilómetro 18 de la LU-651, la carretera que une Quiroga con Seoane do Courel a través de Folgoso, y que es no solo el principal acceso a este municipio de montaña, sino también su vía de comunicación interna más importante. Desde entonces, los conductores que hacen este recorrido tienen que evitar la zona derrumbada mediante un desvío por una carretera provincial entre los pueblos de Santa Eufemia y Folgoso. En coche son solo unos minutos más, pero el principal problema es que esa vía provincial es demasiado estrecha y sinuosa como para que puedan utilizarla camiones o autobuses.

Camiones y autobuses

El paso de camiones es fundamental para la actividad de la mina de pizarra que está bajo la LU-651. Y los autobuses son el medio de transporte preferente para los grupos de excursionistas que visitan la Serra do Courel. Por lo tanto, este acceso provisional debe ser capaz de soportar tráfico pesado para que sea una solución de verdad. Tras el derrumbe, la Consellería de Infraestruturas puso en marcha una declaración de emergencia, lo que permitirá acortar los plazos administrativos previos al inicio efectivo de las obras.

En cualquier caso, mientras la consellería pone en marcha el procedimiento para adjudicar estas obras de emergencia, los técnicos siguen trabajando para proponer una alternativa para la reconstrucción definitiva de este tramo de la carretera de Quiroga a Seoane. Sobre la mesa siguen estando las cuatro opciones expuestas desde un principio, que pasan por la apertura de un túnel, la construcción de un puente en el mismo lugar que ocupaba la calzada que se hundió o un desvío sobre terreno abriendo paso en la montaña mediante una trinchera o bien con un falso túnel.

Mapa de accesos a Folgoso do Courel difundido por el Ayuntamiento a través de sus redes sociales

Cinco accesos alternativos por carretera para seguir disfrutando la Serra do Courel

Francisco Albo

El espectacular derrumbe que cortó el pasado domingo la carretera autonómica que enlaza la capital municipal de Folgoso do Courel con Quiroga no ha dejado aislado el municipio, que cuenta con varías vías alternativas de acceso. Para recordarlo, el Ayuntamiento de Folgoso do Courel publicó en su cuenta de Facebook un mapa que señala las demás vías que se pueden tomar para acceder al territorio municipal y que habrá que utilizar durante largo tiempo. La carretera cortada permanecerá cerrada al menos durante un año y medio, según los cálculos de urgencia realizados por los técnicos de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

Seguir leyendo