Las últimas nevadas del año solo tocan por ahora las carreteras de montaña

En O Courel hicieron falta quitanieves especiales en algunos accesos

Un tractor con cuña quitanieves tuvo que actuar para despejar el acceso al pueblo de Céramo, en la parroquia de Visuña (Folgoso do Courel)
Un tractor con cuña quitanieves tuvo que actuar para despejar el acceso al pueblo de Céramo, en la parroquia de Visuña (Folgoso do Courel)

Monforte / La Voz

El 2020 se despide con nieve, pero sin grandes problemas ni en las carreteras ni en las infraestructuras de suministro de electricidad, telefonía o Internet. Al contrario de lo que pasó con las nevadas de principios de diciembre, las de finales de este mes solo están afectando a las poblaciones más altas de los municipios de montaña. En todo caso, la acumulación de nieve en algunos de estos pueblos en municipios como Folgoso do Courel, Quiroga o Samos está alcanzando grosores muy considerables.

Una buena muestra de lo que está ocurriendo con estas últimas nevadas del año es lo que sucedió este miércoles en el municipio de Folgoso do Courel. La principal vía de comunicación del municipio, la carretera LU-651, que une Quiroga con Folgoso y Seoane, estuvo accesible ayer todo el día. En la mayor parte de su trazado solo se veía nieve si se miraba hacia los altos, pero la calzada estaba limpia. Solo había que tener cuidado en el tramo final, en el más próximo a Seoane, y sobre todo en el que pasa por el Alto do Boi, a casi 1.000 metros de altura.

El Alto do Boi tampoco estuvo cortado en ningún momento, pero en las primeras horas del día tuvieron que trabajar los vehículos quitanieves para evitar que las precipitaciones cubriesen la calzada. A partir de media mañana y hasta que empezó a anochecer, las precipitaciones que se repitieron en la zona todo el día de forma intermitente cayeron en forma de aguanieve incluso en O Boi, debido a la subida de las temperaturas en ese punto hasta los tres grados centígrados.

Pero en el municipio de Folgoso do Courel hubo serios problemas este miércoles para circular por algunas carreteras. En las que dan acceso a las parroquias del norte del municipio situadas a más altura, como A Teixeira o Visuña, solo se pudo circular durante buena parte del día si antes había pasado una quitanieves. Al personal de emergencias le resultó especialmente difícil limpiar los accesos a los pueblos de Teixeira y Céramo. En el caso de Teixeira, el viento que sopló durante la noche formó una pared de nieve de cerca de cuatro metros de altura en la curva en la que casi todos los inviernos se repite este fenómeno. En Céramo, la acumulación de nuevo superó el metro de altura, lo que obligó al Ayuntamiento a recurrir a los servicios de un tractor dotado con una cuña de gran capacidad para despejar la calzada.

Las previsiones del tiempo anuncian que el frío continúa en el sur de la provincia de Lugo y también las precipitaciones. Lo que se espera para el jueves son precipitaciones que durante la primera mitad del día serán en forma de nieve a partir de los mil metros de altura, igual que el miércoles. Pero a medida que avance la jornada, las temperaturas bajarán y la cuota de nieve también, así que durante la noche del jueves al viernes y ese día por la mañana nevará por encima de los seiscientos metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las últimas nevadas del año solo tocan por ahora las carreteras de montaña