Lobos solitarios que asoman a plena luz del día en O Courel

L. Díaz MONFORTE / LA VOZ

FOLGOSO DO COUREL

El lobo corrió un rato delante del coche hasta perderse por la pista que conduce a Vilar
El lobo corrió un rato delante del coche hasta perderse por la pista que conduce a Vilar

Fotografían un ejemplar en la carretera de Folgoso a Quiroga , cerca del Alto do Boi

20 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Que la población de lobos va en aumento en la sierra de O Courel no es ninguna sorpresa. Hay constancia de la presencia de manadas en el entorno de Rogueira y en la montaña del Lor. Los amantes de la naturaleza que mejor conocen el terreno descubren con frecuencia el rastro de estos animales en el monte. Alguno incluso pudo distinguir a horas intempestivas la estampa huidiza de algún grupo.

Lo que no es habitual es tropezarse con un lobo a las once de la mañana en un cruce de carreteras. Le pasó a Víctor Álvarez y Rebecca Piacentini, dos jóvenes vecinos de Folgoso, en el entronque con la pista de Vilar próximo al Alto do Boi.

Circulaban el pasado viernes en dirección a Quiroga cuando se encontraron el lobo corriendo por la carretera a escasos metros del coche. La foto que atestigua ese encuentro también circula por los móviles de los conocidos de la pareja. Carmen Vergara, teniente de alcalde de Folgoso do Courel, está entre quienes han visto la imagen. Y no le trae, precisamente, buenos recuerdos. Hace poco más de tres meses uno de estos lobos solitarios se llevó a su perro para devorarlo en una incursión nocturna.