El geoparque Montañas do Courel realiza un inventario exhaustivo de sus lugares de interés geológico

El proyecto empezó a finales del 2019 y la previsión inicial es que siga desarrollándose hasta el 2022

El espectacular pliegue de Campodola, en Quiroga, es uno de los puntos destacados del inventario de lugares de interés geológico del geoparque
El espectacular pliegue de Campodola, en Quiroga, es uno de los puntos destacados del inventario de lugares de interés geológico del geoparque

monforte / la voz

La realización de un inventario lo más completo posible de los lugares de interés geológico de la comarca de Quiroga es uno de los proyectos que tiene en marcha el geoparque Montañas do Courel y que previsiblemente se demorará a causa de la actual situación de alarma sanitaria. El plan empezó a desarrollarse a finales del año pasado y se prevé que termine en el 2022, antes de que el geoparque pase por la primera de las auditorías cuatrianuales que deberá superar para poder seguir formando parque de la red internacional amparada por la Unesco.

Según explica el geólogo Daniel Ballesteros, miembro del comité científico que realiza esta labor, la catalogación de lugares de interés geológico se lleva a cabo en los tres municipios que forman parte del geoparque -Folgoso do Courel, Quiroga, y Ribas de Sil-, pero estos puntos se concentran principalmente en dos zonas: la parte norte de la sierra y el valle del Sil. Hasta ahora se han catalogado unos sesenta lugares y hay otra decena de puntos pendientes de entrar en el inventario. Los investigadores clasifican estos lugares de interés geológico en siete categorías diferentes, que se detallan a continuación.

 Interés estratigráfico. En este apartado destaca la conocida laguna de Lucenza, un vestigio de los glaciares que existieron en la sierra durante la última glaciación. En los sedimentos de esta laguna se han podido obtener datos científicos de granimportancia sobre el clima y la vegetación de este territorio en los últimos diez mil años.

 Interés tectónico. En esta categoría entran los lugares relevantes para explicar la historia de la formación de la corteza terrestre. Uno de ellos es el gran plegamiento geológico de Campodola-Leixazós, en el municipio de Quiroga, uno de los parajes más espectaculares y emblemáticos del geoparque.

 Interés hidrogeológico. En este apartado tiene especial valor la llamada Fonte Branca do Fedo, un manantial de aguas calizas situado cerca de la localidad de Ferreirós de Arriba, en el municipio de Folgoso do Courel.

 Interés paleontológico. Esta categoría agrupa los lugares donde hay importantes conjuntos de fósiles. Uno de ellos está en la localidad de Peites -en Ribas de Sil-, donde hay fósiles de graptolitos, unos animales marinos que vivieron en el período Silúrico.

 Interés petrológico. Entre los lugares que figuran en esta parte del inventario está la localidad de Vilarbacú, en Quiroga, donde hay rocas de origen volcánico.

 Interés mineralógico. Como ejemplos de esta categoría, los investigadores señalan las minas de oro de O Covallón, en Ribas de Sil, y el yacimiento de antimonio de Vilarbacú.

 Interés geomorfológico. Los depósitos que dejaron los antiguos glaciares en el valle de A Seara, en el municipio de Quiroga, han sido incluidos en esta sección del inventario.

Las obras de los museos de Quiroga y Ribas de Sil, dos proyectos paralizados

La declaración de la alarma sanitaria ha obligado a detener dos proyectos relacionados con el geoparque Montañas do Courel que estaban en plena ejecución. Uno de ellos es la ampliación del museo de geología y paleontología de Quiroga y el otro, la construcción de un museo de la minería romana en Ribas de Sil. Ambos proyectos estaban siendo realizados por talleres de empleo cuya actividad ha tenido que cesar.

En el caso del museo de Quiroga, según explica el alcalde Julio Álvarez, buena parte de la obra ya había sido llevada a cabo por una empresa contratada por el Ayuntamiento. En esa fase se añadieron dos alas suplementarias al actual edificio del museo. La labor del taller de empleo consiste en trabajos de acondicionamiento en el interior de los nuevos espacios y la instalación de algunos elementos ornamentales y de un sistema de drenaje de aguas pluviales. «Aunque fuese posible seguir con las obras, el taller de empleo comprende una parte teórica con clases presenciales que en las circunstancias actuales es imposible continuar», señala el regidor.

El museo geológico de Quiroga fue inaugurado a finales del 2011 y sigue siendo el único de este género en Galicia. El centro es uno de los lugares más conocidos y visitados del geoparque y sirve como punto de partida de diferentes rutas. Una gran parte de sus visitantes son alumnos de los centros de enseñanza que participan en el llamado Proxectoterra, una iniciativa educativa que promueve el Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia. Pese a estar en obras, el museo ha seguido abierto hasta que se declaró la alarma sanitaria.

Reanudación de los talleres

En Ribas de Sil ha sucedido lo mismo con la construcción del museo dedicado a la minería romana, un proyecto que se complementa con el de un cámping que estará dedicado a los visitantes del geoparque. Los responsables de ambos ayuntamientos esperan que las obras puedan reanudarse cuando se haya conseguido frenar la epidemia de coronavirus y la situación se normalice. «En principio parece que a actividade dos obradoiros de emprego vai prorrogarse cando termine este período de suspensión», señala a este respecto Roberto Castro, teniente de alcalde de Ribas de Sil y presidente de la asociación Montañas do Courel, que agrupa a los tres municipios del geoparque.

Una iniciativa en la que participan una veintena de especialistas en diferentes campos científicos

En la realización del inventario de lugares de interés geológico del geoparque Montañas do Courel trabaja actualmente una veintena de especialistas en geología, geografí, biología e ingeniería de minas vinculados a las universidades de Oviedo, Salamanca y Cantabria, así como a la universidad madrileña Rey Juan Carlos. «Pero no es un grupo cerrado, ya que también pueden colaborar investigadores de otras procedencias», dice Daniel Ballesteros a este respecto.

Los investigadores que participan en el proyecto han estado recorriendo el territorio del geoparque para localizar e identificar los principales puntos de interés y recoger muestras de minerales a fin de estudiarlas en el laboratorio. Todo este trabajo se recogerá en una publicación de carácter que aparecerá en una revista especializada. Pero Daniel Ballesteros señala que los responsables del proyecto no solo tiene el cuenta el valor puramente científico de los puntos que están seidno incluidos en el inventario. «También se está evaluando el aprovechamiento educativo y turístico que se le puede más adelante a todos estos lugares», explica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El geoparque Montañas do Courel realiza un inventario exhaustivo de sus lugares de interés geológico