El geoparque de O Courel, a favor del barranquismo sostenible

La entidad defiende esta práctica ante la próxima celebración de unas jornadas de descenso de cañones


quiroga / la voz

El municipio de Folgoso do Courel acogerá entre el 9 y el 10 de noviembre la edición número veintinueve del Campamento Galego de Descenso de Canóns, organizado por la Federación Galega de Espeleoloxía. En la iniciativa colabora el geoparque Montañas do Courel, que promueve esta actividad con iniciativas como la reciente publicación de una guía de barranquismo de este territorio que fue publicada el pasado junio, coincidiendo con la celebración de un encuentro de barranquistas. Aprovechando la próxima celebración del referido campamento, la entidad señala que promueve un tipo de barranquismo sostenible y respetuoso con el medio natural, y añade que esta actividad cuenta con el beneplácito de la Unesco, que ampara la red internacional de geoparque a la que pertenece el de Montañas do Courel.

La necesidad de efectuar estas aclaraciones -apuntan desde el geoparque- se debe a que en los pasados meses circularon por las redes sociales diversas críticas y comentarios que calificaban la práctica del barranquismo como perjudicial para el medio natural del territorio y afirmaban que la Unesco no daría el visto bueno a estas iniciativas. «Cando viñeron os auditores da Unesco asistiron precisamente a unha xornada de iniciaciación ao barranquismo que se celebrou por esas datas e valoraron de forma moi positiva a maneira en que se están promovendo estas actividades», indica a este respecto Ramón Vila, responsable del museo municipal de geología y paleontología de Quiroga.

 Necesidad de permisos

Por otro lado, los responsables del geoparque apuntan que todas las áreas habilitadas para la práctica del descenso de cañones en este territorio pertenecen a áreas incluidas en la Red Natura. Por ello -indican-, todas las actividades de barranquismo y espeleología que se organizan en estos espacios deben contar obligatoriamente con un permiso previo de la Xunta. «Non é de ningún modo unha actividade descontrolada, senón unha prática regulada, porque cada vez que alguén quere baixar por un barranco ou entrar nunha cova é preciso que pida unha autorización oficial e que indique os sitios que pretende visitar e todo o que está previsto facer», comenta Vila, quien apunta asimismo que las actividades de este tipo también se llevan a cabo de forma habitual en otros geoparques de la Unesco, como el de Arouca, en Portugal.

La guía de barranquismo editada por iniciativa del geoparque Montañas do Courel está siendo distribuida actualmente en las oficinas de turismo, los albergues y diversos locales de hostelería del territorio. La sección dedicada al descenso de barrancos en la página web de la entidad incluye una serie de recomendaciones para cuidar el entorno natural y señala la necesidad de solicitar permisos para realizar estas actividades y de respetar en todo momento las normas de uso vigentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El geoparque de O Courel, a favor del barranquismo sostenible