La Fervenza do Pombar y el castro de A Torre, objetivos de los «geocampos»

Campos juveniles de trabajo ayudarán a acondicionar el patrimonio de varios municipios del sur lucense

La Fervenza do Pombar se encuentra en el río Quiroga
La Fervenza do Pombar se encuentra en el río Quiroga

Con la declaración por la Unesco de geoparque mundial resonando aún en las montañas, la comarca de Quiroga se prepara para recibir a los voluntarios de los nuevos campos de trabajo internacionales para este verano. La Xunta, en colaboración con los ayuntamientos, reedita esta iniciativa centrada en la promoción del patrimonio autóctono como elemento dinamizador de la Galicia interior. El programa está destinado a jóvenes de entre 18 y 30 años, que se encargarán de ayudar a recuperar parajes naturales y culturales víctimas del abandono.

El alcalde de Quiroga, Julio Álvarez, recibe hoy a las cuatro y media de la tarde a los dieciséis participantes, procedentes tanto de Galicia como del resto de España y Europa, que pasarán los próximos diez días en el albergue local. La actividad troncal en este municipio será el acondicionamiento de la Fervenza do Pombar, entre Outeiro y Besarredonda. El campo de trabajo creará un nuevo acceso por la orilla del río Quiroga que incluye la instalación de un pasamanos. Asimismo, se ejecutará otro acceso a la zona desde la carretera y se instalará un sistema de de señalización. La creación de una web en la que se volcará el plano de la ruta e información sobre la flora y fauna del entorno pondrá el colofón a las labores de mejora.

Otro año más, el municipio de Folgoso do Courel también se sumará desde el 22 de julio a este proyecto con la puesta a punto del emblemático castro da Torre en el lugar de Sobredo. La limpieza de los muros invadidos por la maleza concentrará los esfuerzos de los voluntarios. Como labores adicionales, habrá talleres de alfarería, cestería o pintado de camisetas. Además, la estancia de los ?de momento? dieciocho integrantes de los campos de trabajo coincidirá con la novena edición de la Baixada de Carrilanas.

Tanto en Quiroga como en Folgoso los trabajos se alternarán con excursiones por los aledaños, visitas a los museos del geoparque y la realización de deportes acuáticos como kayak o canoa para lograr una completa inmersión en el entorno.

Quedan dos plazas vacantes en el campo de trabajo de Folgoso. La inscripción puede realizarse hasta el día 19 y tiene un coste de 110 euros.

Otros voluntariados están proyectados para este verano son el de la excavación arqueológica en el castro de A Pobra do Brollón, que invitará a los participantes a hacer la romería de San Lourenzo, y el de Ferreira de Pantón, que se ocupará de la restauración de los monumentos de la ruta del Románico y elaborará una audioguía turística.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Fervenza do Pombar y el castro de A Torre, objetivos de los «geocampos»