Abren en O Courel la ruta de senderismo más dura de Galicia

La senda salva un desnivel de cerca de mil metros en el monte Penaboa


quiroga / la voz

El pasado fin de semana terminó de abrirse en el municipio de Folgoso do Courel la única ruta de senderismo de Galicia que comprende un kilómetro de acenso prácticamente vertical. Se trata de la subida al monte Pía Paxaro por Penaboa y quien acabó de acondicionarla fue un miembro de la asociación ecologista SOS Courel, Orlando Gregorio Álvarez, que abrió en solitario el tramo más arduo del itinerario -de cerca de un kilómetro- en una ladera del pico de Penaboa.

La ruta empieza en el pueblo de Ferreirós, a una altura de 550 metros, y culmina en la cima del Pía Paxaro, a 1.613 metros. A unos cien metros por debajo de esta cima se encuentra el pico de Penaboa, que forma parte de la misma montaña. En esta elevación -donde existe un mirador accesible en todoterreno- acaba el tramo más duro de la ruta. Fue en esta zona donde Álvarez abrió un sendero entre la espesa capa de brezos que cubre la ladera para facilitar el paso. «Agora xa non hai obstáculos serios, pero a subida segue sendo moi dura, porque hai dous ou tres tramos nos que hai que trepar en vez de andar», explica. La parte más dificultosa de la subida es de unos cuatrocientos metros.

El trecho recién desbrozado forma parte de un tramo de menos de seis kilómetros de longitud que salva un desnivel de cerca de mil metros. Álvarez ya se ocupó de abrir meses atrás otras partes de la ruta. El pasado 30 de marzo, después de un llamamiento hecho a través de Facebook, fue apoyado por quince voluntarios llegados de diversas localidades gallegas para realizar una parte de esta labor.

Posible señalización

Una vez abierto el sendero, Álvarez se plantea señalizar la ruta. No obstante, puntualiza que antes estudiará las posibles implicaciones legales de una iniciativa como esta. «É unha ruta un tanto perigosa e cómpre mirar antes as responsabilidades que pode haber en caso de que haxa algún accidente, porque sinalizar un camiño é animar a xente a que o percorra», explica. El recorrido requiere una buena forma física y no es apto para personas que sufran de vértigo debido a la extrema inclinación que tiene la pendiente en algunos tramos. Con lluvia, nieve o viento fuerte puede ser muy peligroso. La ruta -añade- merece la pena por la espectacularidad del paisaje y por el valor natural de la zona. En torno al pico de Penaboa se perciben las huellas geológicas de dos glaciares que existieron en la sierra en la era glacial.

Votación
113 votos

Abren en O Courel la ruta de senderismo más dura de Galicia