Nuevo tejado para el edificio más antiguo de Chantada

Carlos Cortés
CArlos Cortés CHANTADA / LA VOZ

CHANTADA

La Casa da Cultura con su nuevo tejado, fotografiada desde la iglesia de Santa Mariña
La Casa da Cultura con su nuevo tejado, fotografiada desde la iglesia de Santa Mariña ROI FERNÁNDEZ

Estrena cubierta la vieja Casa de Lemos, una de las rehabilitaciones más representativas del premio nacional de arquitectura Manuel Gallego Jorreto

08 dic 2021 . Actualizado a las 12:06 h.

El edificio más antiguo de Chantada luce nueva imagen. En lo que ha sido una de las reformas más importantes desde su restauración y transformación en Casa da Cultura hace 31 años, la vieja Casona de Lemos tiene un nuevo tejado. Desde donde mejor se aprecia el cambio es desde arriba, por ejemplo desde el campanario de la vieja iglesia de Santa Mariña, otro icono del patrimonio local que también está en el corazón del casco viejo chantadino.

Las obras se prolongaron durante varias semanas y obligaron a rodear de andamios el edificio de la Casa da Cultura. El Ayuntamiento de Chantada llevaba un tiempo pidiendo una actuación urgente sobre la cubierta de este edificio porque, a pesar de que su aspecto exterior no era malo, las filtraciones de aguas eran muy importantes. «Entraba moita auga e iso estaba provocando danos dentro», resume Manuel Diéguez, el concejal de Cultura de Chantada. Ya se habían hecho obras en otras ocasiones para tratar de solucionar el problema, pero habían sido actuaciones parciales que no supusieron ningún remedio duradero.

Una vez concluida esta reforma, al Ayuntamiento le toca ahora repensar el uso público de la casa de Lemos. En la actualidad, la mayor parte de su espacio interior se utiliza como biblioteca pública, pero también sirve de sede a la oficina de turismo y a los plenos que celebra la corporación municipal. Manuel Diéguez confirma que está decidido trasladar la biblioteca a otra ubicación. «Na súa ubicación actual, a biblioteca é un lugar incómodo para os seus usuarios, porque non é accesible para persoas con mobilidade reducida e porque nela pasan frío no inverno e calor no verán». El lugar al que será trasladada la biblioteca está todavía por concretar, pero probablemente no se vaya muy lejos, porque el Ayuntamiento compró recientemente dos inmuebles en el casco viejo y uno de ellos puede servirle como nueva sede.