El asfaltado del camino de Belesar fue solicitado por los propios vecinos

Carlos Cortés
carlos cortés CHANTADA / LA VOZ

CHANTADA

ROI FERNÁNDEZ

El Ayuntamiento asegura que el empedrado no tenía más de treinta o cuarenta años

10 may 2019 . Actualizado a las 18:46 h.

La pavimentación con cemento de un camino hecho con piedras en el lado chantadino del pueblo de Belesar fue solicitado por los propios vecinos, según aseguran los responsables municipales, que dicen estar sorprendidos por la polémica generada por esta obra. El alcalde asegura que el empedrado original que ahora ha quedado cubierto de cemento no es en realidad de origen histórico. «As pedras colocáronas os propios veciños nos anos setenta ou oitenta», afirma Manuel Varela.

De acuerdo con la información que le proporcionaron al alcalde los propios residentes en la zona, las piedras que se podían ver en el camino fueron retiradas en algunos casos del fondo del río. En su momento, resultaba funcional pero ahora llevaba tiempo deteriorado y, según el alcalde, era «prácticamente inservible». Las piedras colocadas en aquel momento se movían y el agua había abierto grandes surcos en el firme.

Nada que ver

Los responsables municipales subrayan que el tramo de camino pavimentado con cemento no forma parte del Camino de Invierno, aunque la ruta jacobea pasa por Belesar y por las cercanías del inicio de ese sendero. La pista asfaltada se trata en realidad de un camino sin rematar que iba de Belesar al lugar de Buxedo, y que todavía hoy resulta potencialmente muy útil por el servicio que presta a los propietarios de las viñas que hay en esa zona.

En el Ayuntamiento aseguran que los vecinos que utilizan ese camino fueron los que pidieron que se llevasen a cabo obras para reparar los desperfectos que presentaba. Tal como estaba, insisten estas fuentes, apenas le podían sacar partido. Ellos mismos propusieron un firme nuevo de hormigón, el que finalmente acabó aplicando el organismo municipal a través de una empresa especializada contratada con ese fin.

El alcalde chantadino, Manuel Varela, insiste en que ese camino rural asfaltado carece de historia y no tiene un interés patrimonial especial. «Outra cousa é o Camiño de Inverno que nesa zona ten partes con firme empedrado de orixe romana ?explica el alcalde? e que nós estivemos recuperando a través do Concello de Chantada en diferentes tramos».