El PP recupera al alcalde de Chantada y mete presión en la carrera por la Diputación

Manuel Varela será candidato de los populares, diez años después de marcharse del partido y fundar su propia formación política


Monforte

El alcalde de Chantada vuelve al Partido Popular y será candidato por esta formación política en las elecciones municipales que se celebrarán dentro de dos meses. Esta decisión cambia por completo el mapa político local y agita también el tablero provincial, porque puede poner en peligro el diputado provincial que el PSOE consigue sin problemas en este partido judicial desde la ruptura del centro derecha en el municipio con más votantes de este distrito electoral.

Manuel Varela se fue del PP en el 2009, después de que en un proceso electoral interno fuese descabalgado de la presidencia local del partido por Susana López Abella. Durante unos pocos meses intentaron una bicefalia ?ella al frente del partido y él como portavoz del grupo municipal? que no llegó a funcionar y que acabó provocando la escisión. Manuel Varela y la mayor parte de los militantes dejaron el PP, fundaron Independentes Terras do Asma y ganaron las elecciones del 2011. En el 2015 volvieron a ganar, esta vez por mayoría absoluta.

El alcalde chantadino confirmó ayer el acuerdo, pero no quiso explicar las causas, ni tampoco las condiciones de su vuelta al redil de los populares, si es que las hay. Preguntado por las negociaciones que han acabado por abrirle de nuevo la puerta de entrada al que fue su partido hasta el 2009, Varela apunta con sorna que en realidad en estos diez años nunca había dejado de hablar de una u otra manera con representantes del PP. En todo caso, él asegura que la negociación propiamente dicha no empezó hasta el pasado mes de septiembre.

Manuel Varela (primero por la izquierda) junto a José Manuel Barreiro y Susana López Abella en el congreso local del PP tras el que acabó marchándose del partido
Manuel Varela (primero por la izquierda) junto a José Manuel Barreiro y Susana López Abella en el congreso local del PP tras el que acabó marchándose del partido

En el PP no hay todavía reacción o valoraciones oficiales a este pacto, pero lo cierto es que una vez enfriado el trauma de la escisión del 2009 en esta formación política no veían a Manuel Varela como un traidor. En esta valoración influye el hecho de que el alcalde chantadino solo hacía campaña contra el PP en las elecciones municipales. En los demás comicios no se mostraba activo, y tampoco solía ocultar que sus simpatías políticas seguían siendo las mismas que cuando militaba en el PP.

En cualquier caso, a Manuel Varela le llega en un buen momento esta oportunidad para volver al partido del que proviene. Del grupo de fieles del que se rodeó cuando dio el paso de darse de baja en el PP queda muy poca gente con ganas de seguir. Ninguno de los tres concejales que lo siguieron cuando en el 209 dio aquel portazo y decidió seguir en política como independiente quieren presentarse de nuevo a las elecciones. Eran Cándida Carnero, Castor Novoa y Manuel Diéguez. La primera dimitió hace un tiempo y ya no está en la corporación. Los otros dos sí siguen siendo concejales, pero no tienen intención de volver a presentarse. Es una decisión tomada desde hace tiempo y que no tiene nada que ver con las negociaciones de Manuel Varela con la dirección provincial del PP, un paso del que el alcalde había informado personalmente a sus concejales.

El PP sueña ahora con el segundo diputado provincial en Chantada

La reconciliación entre el PP y Manuel Varela supone en la práctica el certificado de defunción de Independentes Terras do Asma (Inta). Esta formación nació en el 2011 como cobertura para la batalla política que Varela quiso dar contra su antiguo partido cuando se vio fuera de él, pero en las elecciones del 2015 se expandieron a Monterroso para servirle de paraguas a Jesús Otero, otro náufrago sin siglas pero con votos. En los últimos meses se dio el curioso fenómeno de que Inta se convirtió en un fantasma al que los rumores situaban en pleno proceso de expansión por todo el partido judicial de Chantada ?A Ulloa incluida?, cuando en realidad se estaba marchitando en su municipio de origen, con las caras más conocidas entre quienes habían acompañado a Manuel Varela desde el primer momento anunciándole que querían dejarlo.

Los rumores sobre la expansión de Inta preocupaban tanto en el PP como en el PSOE, que temían por sus respectivos diputados provinciales en el distrito electoral de Chantada. La vuelta de Manuel Varela y el final de Inta insufla ánimos en el PP, que ahora se permite soñar no con mantener su diputado en este partido judicial, sino con sumar también el segundo en juego.

En mayo se verá, pero eso dista mucho de esta hecho. Para conseguirlo, los populares tienen que doblar en votos al segundo, que será el PSOE. Hace cuatro años, el PP sacó en esta área 6.403 votos y los socialistas 4.642. Sumados a los del PP los 2.197 que tuvo Inta en Chantada salen 8.600. Para doblar aquellos resultados del PSOE hacían falta 9.384.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Tags
Comentarios

El PP recupera al alcalde de Chantada y mete presión en la carrera por la Diputación