Denunciado el dueño de una granja en la que se pudrían 39 vacas muertas

Carlos Cortés
Carlos Cortés CHANTADA / LA VOZ

CHANTADA

Alberto LópezCarlos Cortés

Quedaban 24 con vida, pero están escasamente alimentadas y mal atendidas

19 abr 2016 . Actualizado a las 23:50 h.

Una granja de vacas de Chantada fue inmovilizada por la Guardia Civil después de que agentes de este cuerpo encontrasen en su interior esqueletos y cadáveres en descomposición de cerca de cuarenta reses muertas. Otros veinte ejemplares, adultos y crías, sobrevivían mal alimentados y en un estado físico que los agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) que entraron en la granja califican de «lamentable». El juzgado de Chantada investiga el caso. El dueño de esta explotación ganadera es sospechoso de un delito de maltrato animal.

La investigación lleva más de una semana abierta, pero hasta ayer no hubo información oficial al respecto. Según la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo, agentes del Seprona con base en Monforte se presentaron en esta granja, situada en la parroquia de San Pedro de Viana, tras haber recibido informaciones que apuntaban a que allí se estaba produciendo una mortandad de ganado inusualmente alta.

Siempre según la Guardia Civil, los agentes se encontraron 24 vacas frisonas de diferentes edades de «aspecto famélico y extrema delgadez, con heridas abiertas en todo el cuerpo». A unos trescientos metros encontraron junto a la casa del ganadero, en la aldea de Axulfe, otras cuatro vacas amarradas a una estructura metálica, con heridas y con signos de desnutrición.