Restaurados los murales manieristas de la iglesia de Nogueira, en Chantada

la voz

El trabajo de restauración de las pinturas murales renacentistas de la iglesia chantadina de Nogueira está ya terminado en su mayor parte. En su última fase, la rehabilitación pictórica se centró en el muro norte de la iglesia. Antes de eso, ya se había actuado sobre las de las paredes laterales, el arco triunfal y el presbiterio. El conselleiro de Cultura, Jesús Vázquez, visitó ayer la iglesia para comprobar el aspecto que presentan ahora los murales. Antes de eso, acudió al monasterio de las Bernardas, en Ferreira de Pantón, donde empezará en breve la reparación del tejado de los dormitorios de la antigua área noble del edificio.

En la parroquia chantadina de Nogueira, Jesús Vázquez recorrió el interior de la iglesia con una guía que le explicó que los murales de estilo manierista que decoran el interior del templo datan del siglo XVI. Se supone que son obra de un artista anónimo identificado precisamente como maestro de Nogueira, al que los expertos atribuyen también la autoría de las pinturas de las iglesias de San Miguel do Monte, también en Chantada; Baamorto y Ribas Altas, en Monforte; y Entrambasaguas, en Guntín.

La iglesia de Nogueira lleva años sujeta a obras de rehabilitación, que empezaron con la consolidación del pavimento del interior del edificio y del muro del atrio, la reparación de problemas de drenaje y de la cubierta y la mejora de la iluminación interior y la instalación de calefacción.

La Consellería de Cultura informó ayer que la restauración de las pinturas del muro norte de la nave principal costó 42.000 euros, que salieron del presupuesto de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural. Técnicamente, estos trabajos empezaron con la eliminación de las protecciones existentes sobre los morteros y su consolidación, para después proceder a limpiar la superficie y reintegrar la policromía. Con este dinero se pagó también un proyecto para «a posta en valor das pinturas murais do testeiro do presbiterio».

Pero antes de ir a Nogueira, el conselleiro pasó por Pantón para visitar el convento de las monjas bernardas. En ese edificio, están a punto de empezar unas obras de consolidación de la cubierta del ala de los dormitorios utilizados en su época por las damas de la nobleza que se recluían en este monasterio. La estructura de madera de esta parte del tejado está muy deteriorada por la humedad. Este trabajo costará 100.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Restaurados los murales manieristas de la iglesia de Nogueira, en Chantada