Un cazador sospechoso de incendiario pierde su pelea legal para que le dejen usar armas

Alegaba que solo es sospechoso de haber provocado unos incendios en Carballedo, pero que no ha sido condenado. Los jueces consideran que eso es suficiente

Imagen de archivo de un incendio forestal este verano en Monforte
Imagen de archivo de un incendio forestal este verano en Monforte

Monforte

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia acaba de confirmar la retirada del permiso de armas para un vecino de Carballedo que está denunciado como sospechoso de haber provocado varias incendios forestales. El hombre niega haber sido el responsable de estos incendios y alegaba que aunque efectivamente figura como investigado, todavía no ha sido ni juzgado ni condenado.

Los incendios se produjeron el 29 de septiembre y el 8 de octubre del 2016 en el término municipal de Carballedo. La Guardia Civil le tomó declaración por estos incendios, pero en un primer momento simplemente como testigo. Unos meses después, ya en el año 2017, el juzgado de Chantada que investiga lo sucedido decidió cambiarle su condición legal de testigo a investigado. Después de aquello, la Subdelegación del gobierno de Ourense le revocada el permiso del que hasta aquel entonces disponía para poseer armas de caza o deportivas. Después de agotar la vía administrativa contra esta decisión, el hombre presentó un recurso contencioso administrativo, que es el que acaba de resolver el Tribunal Superior de Galicia.

En su defensa, el denunciado asegura en primer lugar que él no fue el causante de aquellos incendios. En su recurso hizo constar que él es cazador y que para esta práctica los incendios no son una ayuda, sino un problema. "El demandante sabe -dijo su representante legal ante el Tribunal Superior- que cualquier incendio provoca la pérdida de piezas de caza y la necesidad de muchos años de recuperación de la zona en la que, además, no solo no se podría cazar sino que ni siquiera se podría pasar por ella con la escopeta montada". El hombre, que carece de antecedentes penales, argumentaba también que el caso todavía no ha sido juzgado, así que no se le puede considerar culpable de nada.

La sentencia, dictada por la sección segunda de la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Galicia, sostiene en cambio que la resolución de la Subdelegación del Gobierno que le revoca la licencia de armas es legal. Se trata, explican los jueces, de una decisión simplemente administrativa que no supone sanción alguna ni vulnera ningún derecho fundamental, así que "no exige necesariamente la existencia de una prueba más allá de toda duda, como sí se requiere en el ámbito del derecho penal o sancionador". La negativa a autorizarle el uso de armas, sostiene la sentencia, pretende en este caso prevenir, porque "portar y usar armas afecta a la seguridad ciudadana", así que "la existencia de una mera hipótesis de sospecha sólida sobre la realización de conductas incompatibles como la tenencia de armas es suficiente" para revocar una licencia de este tipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un cazador sospechoso de incendiario pierde su pelea legal para que le dejen usar armas