La Xunta repartirá entre ganaderos de Bóveda 160 hectáreas con regadío

La administración pagará un alquiler a los propietarios que las ceden


monforte / la voz

La Xunta quiere poner a disposición de los ganaderos de Bóveda un total de 160 hectáreas de suelo agrícola que está actualmente sin uso en este municipio. Lo anunciaron ayer la diputada autonómica Raquel Arias y el alcalde de este municipio, José Manuel Arias, en una visita a la granja de uno de los ganaderos que se beneficiará de este proyecto. Los presupuestos de la Xunta para el año que viene incluyen partidas que suman 560.000 euros para movilización de tierras sin uso en la mitad sur de Lugo, de los cuales 200.000 euros se invertirán en Bóveda. Hay planes similares en marcha en Quiroga, Sober, Pobra de Brollón, O Saviñao y Chantada.

Raquel Arias y José Manuel Arias visitaron la granja Xuíz, situada en A Portaxe, una aldea de la parroquia de Remesar. Al frente de la explotación está Pablo Rodríguez, que a sus 21 años es el ganadero más joven de Bóveda. Necesita más terreno para plantar maíz y hierba forrajera si quiere incrementar la producción de leche en su granja, que en estos momentos cuenta con cien vacas. Como la mayoría de los ganaderos profesionales, ha ido alquilando terreno para sembrar aquí y allá, pero el minifundismo extremo habitual en esta zona se lo pone difícil.

Pablo Rodríguez es uno de los ganaderos de Bóveda que están interesados en optar a una parte de las 160 hectáreas que la Xunta quiere poner a producir. Según explicaron ayer Raquel Arias y José Manuel Arias en A Portaxe Raquel, personal de la Consellería de Medio Rural lleva meses negociando con los propietarios de estas parcelas para que acepten meterlas en esta bolsa de terreno a recuperar. El alcalde dice que hay demanda para las 160 hectáreas.

La administración gallega les garantiza un dinero por su alquiler a cambio de que acepten cederle el uso a los ganaderos. Son en total 450 parcelas de pequeño tamaño, situadas en una zona conocida como la recta de Ribas, la mayor parte en la parroquia de Guntín y algunas en Ver. Todos son terrenos con regadío, pero llevan mucho tiempo sin uso alguno. El dinero presupuestado servirá para pagar las actuaciones precisas sobre el terreno para devolver estas fincas a la actividad, mediante la limpieza de las que tengan maleza o cualquier otra vegetación que suponga un obstáculo y con la apertura de los accesos necesarios.

El ganadero más joven del municipio volvió a la aldea de su abuelo

La granja que visitaron ayer Raquel Arias y José Manuel Arias pertenece al que hoy por hoy es el ganadero más joven de Bóveda, y quizás de toda la provincia de Lugo. Pablo Rodríguez tiene 21 años y lleva uno y medio al frente de esta explotación. Nació en Quiroga y allí pasó la mayor parte de su vida. Sus padres no se dedican a la ganadería, pero uno de sus abuelos sí. Suya era la granja de A Portaxe. «Hai un ano e medio -explica- chegou o momento de decidir se pechabamos a granxa ou se me facía eu cargo dela». Así que con 19 años se hizo ganadero y se mudó a esta aldea del municipio de Bóveda.

No parece irle mal, porque si se ha incorporado a este plan de recuperación de terreno agrario abandonado es porque ya está pensando en crecer. En la actualidad, tiene sembradas 36 hectáreas, 16 de ellas con maíz y las otras 20 con hierba forrajera. Es suficiente para el tamaño actual de su explotación, pero quiere incrementar su producción de leche y para conseguirlo le vendrá muy bien tener acceso a una parte del terreno que la Xunta quieren recuperar. Cuenta con poder utilizar alrededor de diez hectáreas de las 160 que está previsto poner a producir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta repartirá entre ganaderos de Bóveda 160 hectáreas con regadío