Un brote en una reunión familiar pone A Pobra do Brollón al borde del cierre

Hay ya siete contagios que disparan la incidencia acumulara por encima de 400

Cola de coches en el puesto de toma de muestras para la realización de pruebas PCR instalado en el aparcamiento del hospital de Monforte
Cola de coches en el puesto de toma de muestras para la realización de pruebas PCR instalado en el aparcamiento del hospital de Monforte

Monforte / La Voz

En A Pobra do Brollón acaba de detectarse un brote de coronavirus que pone a este municipio al borde de un nuevo cierre. Por ahora, hay constancia de siete positivos, un número relativamente pequeño, pero suficiente para disparar la incidencia acumulada por encima de los 400.

En un comunicado hecho público este lunes por la tarde a través de sus redes sociales, el Ayuntamiento de A Pobra do Brollón confirma la existencia de este brote y asegura que estos siete contagios son fruto de una reunión familiar. Estos siete positivos se confirmaron este domingo, así que el brote está todavía en una fase muy inicial. Todas las personas que estuvieron en contacto estrecho con los siete contagiados se han hecho ya pruebas en el hospital de Monforte para determinar si también tienen el virus.

Al parecer, estos primeros casos están directamente vinculados a una sola familia, residente en una parroquia del municipio. Los resultados de las pruebas efectuadas a sus contactos determinarán si el brote sigue contenido dentro de ese ámbito familiar o se ha extendido entre los residentes en esa parroquia.

Con estos siete casos, la incidencia acumulada del virus en A Pobra do Brollón pasa de cero a a 428 casos por cada 100.000 habitantes. En este caso, se trata de la incidencia acumulada tanto a 14 como a 7 días, porque los positivos son muy recientes,

A Pobra estuvo en el nivel más alto de restricciones a principios de este mes, pero la Consellería de Sanidade levantó por completo las limitaciones el día 15. El municipio mejoró de golpe desde el nivel de riesgo más alto al más básico, en el que ahora la gran mayoría de los municipios gallegos. Esto es posible porque en la desescalada de las medidas adoptadas para frenar la tercera ola de la pandemia la Xunta ha decidido basarse fundamentalmente en el dato de la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes. En territorios de poca población, como A Pobra do Brollón, este factor puede cambiar muy rápidamente con unos pocos casos más arriba o abajo.

 

El comité clínico que asesora a la Xunta en esta materia no se reúne esta semana en lunes, como es habitual, sino que lo hará este martes por la mañana. Cuando acabe esta reunión se sabrá si A Pobra do Brollón pasará la Semana Santa con restricciones especiales. Si las pruebas que se están llevando a cabo entre personas próximas a los contagiados en A Pobra do Brollón suman más positivos, puede haber incluso cierre perimetral y cerrojazo a la hostelería.

Una incidencia acumulada de 438 como la que ahora tiene A Pobra do Brollón está muy por encima del límite de 250 que marca el paso del nivel de riesgo medio al alto. En este nivel, el tercero en una escala de cuatro, no hay cierre perimetral y la hostelería podría seguir abierta, pero solo en terraza y para servir consumiciones para llevar. Pero el límite entre el nivel alto y el extremo está en el índice 500.

Para hacerse una idea de lo que fácil que resulta saltar de un nivel a otro para un municipio pequeño basta decir que en el caso concreto de A Pobra do Brollón solo con que el número de positivos pase de los siete actuales a nueve ya se superan los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Y si fuesen 10, pasarían de 600.

¿Qué va a pasar con O Saviñao? ¿Y con Sober y A Pobra?

A Pobra do Brollón no es el único municipio de esta zona a la espera de la decisión que tome este martes el comité clínico de la Xunta. O Saviñao lleva una semana en el nivel alto de restricciones y Sober y Pantón están en el intermedio desde hace dos.

Con los datos de este lunes, O Saviñao tiene una incidencia acumulada de entre 150 y 250 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. La evolución en los últimos 7 días es mejor, con una incidencia entre 25 y 75, lo que permite confiar en que este municipio retroceda por lo menos un escalón y pase al nivel intermedio, en el que ya está permitido que la hostelería abra no solo terrazas, sino también el interior de sus locales.

En cuanto a Sober y Pantón, está por ver qué decide este mares el comité clínico. Sober presenta mejores datos de incidencia acumulada, porque está entre 50 y 150 a 14 días, cuando el límite entre el nivel básico y en el medio, en el que está ahora, está en 150. El dato de la incidencia a 14 días es peor en Pantón (entre 150 y 250). A 7 días, los dos están en el mismo rango de incidencias, entre 75 y 125.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un brote en una reunión familiar pone A Pobra do Brollón al borde del cierre