Las excavaciones en el cementerio de Atilano podrán seguir este año

Un campamento juvenil de trabajo concedido por la Xunta permitirá reanudar la investigación arqueológica en el castro de Cereixa

Participantes en uno de los campos de trabajo que participaron en las excavaciones del castro de Cereixa en los últimos años
Participantes en uno de los campos de trabajo que participaron en las excavaciones del castro de Cereixa en los últimos años

Las excavaciones arqueológicas del castro de San Lourenzo de Cereixa, en A Pobra do Brollón, podrán continuar este año gracias a un campamento juvenil de trabajo que acaba de ser concedido al Ayuntamiento por la Dirección Xeral de Xuventude, Participación e Voluntariado. Esta será la tercera vez que un campo juvenil participe en los trabajos de investigación que se desarrollan en el castro desde el 2016, pero a diferencia de los anteriores, el de este año no tendrá carácter internacional debido a la situación creada por la pandemia de coronavirus. En esta ocasión solo podrán participar jóvenes residentes en Galicia de entre 18 y 30 años. «Entendemos que se a Xunta dá luz verde aos campos de voluntariado é porque se dan as condicións», señala a este respecto el alcalde José Luis Maceda. «Nós estabamos preparados a nivel municipal e alégranos moito poder continuar con estes traballos, que repercuten na economía e na comunidade local», añade.

La actividad del campo de trabajo se desarrollará entre el 2 y el 13 de agosto. Los responsables municipales señalan que el contexto de crisis «marca enormemente as directrices desta edición, seguindo as medidas sanitarias marcadas pola Xunta». El número máximo de participantes no será de veinte personas, como en años anteriores, sino de doce. La intervención estará sujeta a un protocolo de seguridad caracterizado por el distanciamiento personal, el uso de mascarillas y las prácticas de higiene.

Esta vez sin romería de San Lourenzo

Además de los trabajos arqueológicos, el proyecto arqueológico del castro de San Lourenzo —promovido por la asociación vecinal de la parroquia de Cereixa con el apoyo del Ayuntamiento— persigue la implicación de los participantes con los vecinos de la localidad. En las ediciones anteriores, los voluntarios que trabajaron en el castro participaron en la romería de san Lourenzo, que tenía por centro una iglesia que existió durante siglos en este lugar y que fue recuperada dentro del proyecto arqueológico. Las medidas de perevención sanitaria no permitirán celebrar este año la romería, pero los voluntarios «poderán participar noutro tipo de actividades máis informais cos veciños», apunta el arqueólogo Xurxo Ayán, director técnico del proyecto.

Ayán señala por otro lado que los participantes podrán conocer de primera mano el proceso de excavación del cementerio medieval descubierto dentro del recinto del castro, que es el sector donde se concentrarán los trabajos de esta nueva campaña. En este yacimiento apareció a finales del 2018 el esqueleto al que se dio el nombre de Atilano. Más adelante han aparecido otros enterramientos de la misma época. «Trátase dunha das necrópoles medievais mellor conservadas e estudadas de Galicia, polo que é unha oportunidade para os participantes de recibir unha formación pouco habitual», agrega el arqueólogo.

Las personas interesadas en participar en esta actividad pueden encontrar más información y solicitar la inscripción en la web xuventude.net.

La crisis sanitaria también afecta a la «familia» medieval de Atilano

francisco albo
Las excavac iones que se realizan desde hace años en el cementerio medieval del castro de Cereixa no podrán reanudarse este verano, en contra de lo que estaba previsto
Las excavac iones que se realizan desde hace años en el cementerio medieval del castro de Cereixa no podrán reanudarse este verano, en contra de lo que estaba previsto

La alarma amenaza la continuidad del proyecto arqueológico de A Pobra do Brollón

La epidemia de coronavirus plantea graves obstáculos para la continuidad del proyecto arqueológico que de desarrolla desde hace años en el castro de San Lourenzo de Cereixa -en el municipio de A Pobra do Brollón-, donde se descubrió el cementerio medieval que se hizo conocido a finales del 2017 por albergar los restos de un individuo al que se dio el nombre de Atilano, el esqueleto mejor conservado entre los hallados hasta ese momento en la necrópolis. La próxima campaña de excavaciones en este yacimiento estaba prevista para agosto, pero en la situación actual -a juicio de los los responsables- lo que parece más probable es que no se pueda llevar a cabo en esas fechas. No obstante, pese al confinamiento, siguen realizándose diversos trabajos relacionados con este proyecto.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las excavaciones en el cementerio de Atilano podrán seguir este año