Nieve en el techo vitícola de Galicia

Un manto blanco cubre la viña que se plantó a más de mil metros en la aldea abandonada de O Busto


monforte / la voz

Las últimas nevadas, muy copiosas en las zonas altas del sur lucense, dejan de nuevo una estampa inusual en la montaña del municipio de A Pobra do Brollón. Un manto blanco cubre todavía la viña de la aldea abandonada de O Busto. Situada a 1.014 metros de altitud, posiblemente sea la más alta de Galicia. El viñedo se plantó en el año 2012, dentro de un proyecto de turismo rural. Un grupo de empresarios había comprado esta aldea abandonada para restaurar las casas como alojamientos. Varias de las viviendas fueron acondicionadas, pero hasta la fecha no llegaron a abrir al público.

La viña de O Busto fue plantada con 2.000 cepas de variedades tintas y blancas, en su mayoría mencía y godello. La idea era que el vino resultante se sirviese en el restaurante del complejo de turismo rural. No siempre es fácil llegar a vendimiar la uva a esas altitudes. La orografía no brinda protección frente a las heladas nocturnas que se prologan hasta bien entrada la primavera en esa zona de montaña. La ausencia de viñedos en muchos kilómetros a la redonda motiva, por otro lado, que los pájaros se ceben con los racimos que llegan a madurar allá por el mes de octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nieve en el techo vitícola de Galicia