Ribeira Sacra convoca a los 19 alcaldes y a los presidentes de las dos diputaciones

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

La nueva conselleira de Medio Rural, en el centro, con la diputada Raquel Arias y el alcalde de Pantón
La nueva conselleira de Medio Rural, en el centro, con la diputada Raquel Arias y el alcalde de Pantón CEDIDA

El consejo regulador quiere exteriorizar el apoyo institucional a la concesión de incentivos para el viñedo en bancales

14 may 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Por vez primera en casi treinta años de trayectoria, el consejo regulador de Ribeira Sacra cita a los alcaldes de los 19 municipios de Lugo y Ourense que integran la denominación de origen y a los presidentes de las dos diputaciones. La reunión tendrá lugar en Monforte, el martes 21 de mayo, en el Centro do Viño. Las misivas que recibieron los regidores y los presidentes de las instituciones provinciales detallan que el encuentro servirá para analizar la situación del sector vitivinícola en este territorio. La convocatoria se produce una semana después de que se confirmase que Ribeira Sacra solicitó al Ministerio de Agricultura, por mediación de la Xunta de Galicia, una destilación de crisis para convertir en alcohol de uso industrial los excedentes de vino de pasadas campañas.

La situación para las bodegas que acumulan excedentes no resulta cómoda, pero lo es aún menos para los viticultores de la denominación de origen. Si se autoriza la destilación, los elaboradores recibirán una compensación por el vino retirado del mercado y podrán poner el contador a cero. El problema, al menos a corto plazo, radica en que la mayoría echará mano solo del viñedo propio o recurrirá a compras mínimas en el mercado para ajustar la oferta a la demanda. Y esta circunstancia deja en el aire el futuro de muchos miles de kilos de uva en una cosecha que además pinta abundante. Sin salida para la producción, la continuidad del viñedo en bancales se torna más compleja. «Se paras na viña, non hai volta atrás. Non é unha leira na que un ano botas patacas e outro deixala sen traballar», apunta un cosechero.

Los plazos apremian

Muchos viticultores deshojan a estas alturas la margarita para decidir si siguen adelante con algunas de sus parcelas, con los gastos y el trabajo que ello implica y sin garantías sobre la compra de la uva. En junio deberán estar cerrados los contratos y se espera que para entonces esté aprobada la destilación de crisis. Entretanto, el consejo regulador trata de lanzar un mensaje de confianza al sector. La reunión del próximo martes, que hará pública en los próximos días la denominación de origen, se enmarca dentro de este contexto.

El punto de partida del consejo regulador es que las diferentes administraciones están interesadas en la continuidad de la viticultura en bancales y que todas pueden aportar su grano de arena para conseguirlo. No solo por lo que implica el vino como actividad económica, sino también sobre su impacto positivo sobre el paisaje y el auge turístico de la Ribeira Sacra. El alcalde de Sober, Luis Fernández Guitián, presidente a su vez del consorcio de turismo, es uno de los responsables políticos que están citados en Monforte. «Por capacidade económica os concellos estamos moi limitados, pero podemos facer de mediadores diante doutras instancias», señala.

Guitián ya dejó caer en conversaciones con responsables de las consellerías de Medio Rural, Medio Ambiente y Cultura la importancia que tendría la concesión de ayudas directas por mantenimiento del paisaje a los viticultores de la Ribeira Sacra, una fórmula que ya se aplica en denominaciones de origen vinícolas de Canarias también condiciones singulares de cultivo.

Además de Sober, integran la denominación de origen los municipios lucenses de Carballedo, Chantada, Monforte, Pantón, Paradela, A Pobra do Brollón, Portomarín, Ribas de Sil, O Saviñao y Taboada, y los ourensanos de Castro Caldelas, Manzaneda, Nogueira de Ramuín, Parada do Sil A Peroxa, A Pobra de Trives, San Xoán de Río y A Teixeira. El alcalde de Monforte, José Tomé, esta citado por partida doble, ya que es a su vez presidente de la Diputación de Lugo. La reunión coincide con una junta de gobierno del organismo provincial que le impedirá acudir, pero avanzó su apoyo al consejo regulador y que tanto el Ayuntamiento como la Diputación estarán debidamente representados.