Variedades blancas, y tintas diferentes de la mencía, priman en la reconversión de las viñas

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Viñedos de reciente plantación en la zona de San Pedro de Baños
Viñedos de reciente plantación en la zona de San Pedro de Baños CARLOS RUEDA

Bodegueros y viticultores de Ribeira Sacra piden ayudas para replantar o cambiar las cepas en un total de 7,5 hectáreas

05 may 2024 . Actualizado a las 10:32 h.

El consejo regulador de Ribeira Sacra hizo balance de la respuesta que recibió en esta denominación de origen la convocatoria de las ayudas de la Xunta para la reestructuración y reconversión del viñedo. Según los datos que dio a conocer, seis empresas y siete particulares presentaron solicitudes de subvenciones al amparo de la orden que publicó el pasado 26 de marzo la Consellería de Medio Rural. La convocatoria se cerró el 26 de abril y en Ribeira Sacra los planes de reconversión afectan a un total de 7,48 hectáreas.

De esa superficie, está previsto replantar 3,26 hectáreas, y cambiar de variedades o instalar un nuevo sistema de conducción en otras 4,22 hectáreas. «Todas as solicitudes de reestruturación tramitadas foron de variedades brancas e tintas minoritarias», informa el consejo regulador, que ofreció a bodegas y viticultores la posibilidad de gestionar las subvenciones a través de sus oficinas. Este asesoramiento se puso en práctica por vez primera el pasado año.

Los fondos asignados por la Xunta a esta línea de ayudas en el 2024 ascienden a 4 millones de euros y tienen como objetivo financiar acciones que contribuyan a mejorar la competitividad de la producción vitivinícola. En el caso de Ribeira Sacra, la saturación del mercado de los vinos tintos parece empujar a bodegas y viticultores a explorar otros caminos. La reconversión apunta cada vez más hacia las variedades blancas, godello especialmente, y hacia tintas alternativas a la mencía como merenzao, sousón, caíño o brancellao.

Estas últimas uvas se destinan a la elaboración de vinos minoritarios que —por su singularidad y también por su escasa producción— están encontrando mejor aceptación en los mercados que los clásicos tintos jóvenes de mencía. No obstante, el godello es en estos momentos la variedad más presente en las nuevas plantaciones de viñedo y en la reconversión de muchos de los que producen mediante el injerto de las cepas existentes con otros esquejes distintos.

Más en la anterior campaña

Fuentes del sector indicaron que algunas bodegas optan por supeditar la compra de uva de mencía en la próxima vendimia al compromiso de sus proveedores de reconvertir a la producción de uva blanca parte de sus viñedos. La pasada campaña todas las ayudas que se solicitaron a la Xunta en Ribeira Sacra para la reestructuración del viñedo fueron para plantar variedades blancas. Según los datos del consejo regulador, en el 2023 se pidieron subvenciones para plantar de nuevo o cambiar e variedades 11,34 hectáreas.