El conductor que dio positivo tras el choque múltiple de Bóveda es un guardia civil

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Estado en que quedó uno de los tres coches involucrados en el accidente registrado en Bóveda el 29 de septiembre
Estado en que quedó uno de los tres coches involucrados en el accidente registrado en Bóveda el 29 de septiembre CEDIDA

Las autoridades, a la espera de ver cómo avanza la investigación judicial

27 oct 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El conductor que dio positivo en alcohol en un choque múltiple hace dos semanas en Bóveda es un guardia civil con mando en uno de los puestos que este cuerpo policial tiene en la provincia de Lugo. En ese accidente resultaron heridos él y dos personas más.

Preguntados por estos hechos, portavoces de la Subdelegación del Gobierno en Lugo afirman que el guardia civil que dio positivo en alcoholemia tras este accidente no está en estos momentos sancionado.

Los órganos del Ministerio del Interior competentes en este tipo de casos están a la espera de que ver qué decisión toma el juez que investiga los hechos. En la Subdelegación del Gobierno añaden que cuando haya una resolución judicial, será estudiada y en su caso tomarán medidas contra este agente.

Aquel accidente tuvo lugar a primera hora de la noche del 29 de septiembre en el tramo del corredor Lugo-Monforte (CG-2.2) cercano al desvío que lleva a Bóveda.

Al parecer, el coche que conducía este agente de la Guardia Civil circulaba en sentido Monforte y antes del impacto, su vehículo ya derribó algunos pivotes en la cuesta abajo que empieza pasado el pueblo de Oural (Sarria).

El accidente ocurrió cuando su coche trató de adelantar a otro que le precedía a menos velocidad. El conductor de este segundo vehículo trató de apartarse para dejarle sitio y se arrimó todo lo que pudo hacia su izquierda, pero no sirvió de nada. En ese momento venía en sentido contrario otro coche, que fue el que finalmente se llevó la peor parte. El vehículo del guardia civil acabó chocando contra los otros dos.

La propia Guardia Civil informó unos días después del accidente de que uno de los conductores implicados había dado positivo en la prueba de alcoholemia que le fue realizada tras el siniestro. Los portavoces de este cuerpo policial no proporcionaban ningún dato sobre la identidad de ese conductor, pero lo cierto es que se trataba de este agente. La nota oficial especificaba que había sido un positivo contundente, que triplicaba el máximo legal permitido. Ese accidente está siendo investigado por uno de los juzgados de instrucción de Monforte.

Los tres conductores, y únicos ocupantes de los vehículos, necesitaron asistencia médica, pero la que sufrió heridas más graves fue la mujer que iba en sentido Lugo. Se trata de una persona con problemas de movilidad y quedó atrapada dentro de su turismo.

Se da la circunstancia de que su vehículo está equipado con un sistema que activa en caso de accidente una llamada telefónica automática al 112. Así fue como los servicios de emergencias supieron del suceso y enviaron al lugar asistencia médica, la Guardia Civil de tráfico y los bomberos de Monforte. Estos últimos tuvieron que intervenir para rescatar a la mujer herida de entre los restos de su coche.