Empresas de turismo limpian de basura las márgenes del Miño entre  Belesar y Pincelo

La Voz MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Tareas de limpieza en las orillas del embalse a la altura de Pincelo
Tareas de limpieza en las orillas del embalse a la altura de Pincelo CEDIDA

La bajada del embalse deja a la vista paisajes inusuales y también todo tipo de basura

07 nov 2022 . Actualizado a las 19:58 h.

Voluntarios y empresas turísticas que desarrollan su actividad en la Ribeira Sacra colaboraron este lunes en una limpieza de basura en las orillas del Miño. La iniciativa se desarrolló en el entorno del pueblo de Belesar, donde esta el punto de embarque del catamarán. Los participantes se concentraron allí a las diez de la mañana y se desplazaron hasta el lugar de Pincelo —aguas abajo de Belesar, cerca ya de la presa de Os Peares— para iniciar la recogida de residuos.

La última bajada de nivel del embalse, según indican los organizadores, dejó a la vista todo tipo de basura en las riberas del Miño. Esta estampa surge, paradójicamente, cuando son muchos los visitantes que se interesan por navegar por el embalse para disfrutar de paisajes que habitualmente esconden las aguas. Esta circunstancia impulsó la limpieza de las márgenes del río, de las que se retiraron plásticos, latas, piezas metálicas y todo tipo de residuos.

La limpieza prosiguió por la tarde entre las localidades de Pincelo y Belesar. Según destacan los organizadores, esta iniciativa pone de manifiesto el compromiso y concienciación del sector turístico con la promoción de la Ribeira Sacra como un destino de calidad.

Aunque el catamarán dejó de navegar por el embalse de Os Peares, hay empresas turísticas que mantienen las rutas en otro tipo de embarcaciones en este época del año debido al interés que despierta el inusual paisaje que asoma de las aguas.

Fotos: lo que se ve desde el agua estos días en el embalse de Os Peares

«Lo que asoma estos días bajo el agua de Os Peares es digno de ver»

Carlos Cortés

La rebaja aplicada estos días al nivel del agua en el embalse de Os Peares no tiene por qué ser un freno para los negocios que organizan recorridos turísticos en la zona. Algunas actividades han tenido que echar el cierre por razones técnicas, como la ruta del catamarán del club náutico del pueblo de Belesar, pero la mayoría siguen operativas. Y no solo eso, sino que esperan sacarle partido al extraño aspecto que presenta estos días el embalse. «Esto permite enseñar a los visitantes cosas que habitualmente no se ven», explica Juan Míllara, que tiene una empresa que hace recorridos en lancha por este tramo del Miño. Y no es el único.

Seguir leyendo