Nueva incursión en los orígenes del monacato en la Ribeira Sacra

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Las excavaciones se realizan en el emplazamiento de la antigua capilla de San Xoán Degolado, cuya historia está vinculada a los orígenes del monasterio de San Vicente de Pombeiro
Las excavaciones se realizan en el emplazamiento de la antigua capilla de San Xoán Degolado, cuya historia está vinculada a los orígenes del monasterio de San Vicente de Pombeiro

Comienza la segunda campaña arqueológica en O Preguntoiro, en Pantón, donde el año pasado se descubrieron los restos de una capilla medieval

07 may 2022 . Actualizado a las 05:05 h.

En el lugar de O Preguntoiro —en el municipio de Pantón— acaba de empezar una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en la que se pretende exhumar por completo los restos de una capilla medieval que fueron descubiertos el año pasado. La intervención, al igual que la anterior, es financiada por la Consellería de Cultura. Según la hipótesis que barajan los investigadores, el templo puede haber sido un «lugar de memoria» que recordaría el emplazamiento de un eremitorio de la Alta Edad Media.

Esta primitiva comunidad monástica habría sido el origen del importante monasterio de San Vicente de Pombeiro, que estaba situado a unos quinientos metros de este punto, junto a la iglesia románica del mismo nombre. Por lo tanto, los investigadores piensan que el proyecto puede proporcionar datos de especial interés sobre los orígenes del monacato en la Ribeira Sacra.

Las excavaciones recién iniciadas —que se prolongarán hasta el día 20— se extenderán por una superficie de en torno a sesenta metros cuadrados. Este espacio se encuentra entre dos tumbas antropomorfas excavadas en la roca viva y un peñasco en el que está grabada una inscripción con la palabra Asterig, que podría corresponder al nombre del segundo abad de Pombeiro, llamado Asterigo. «Cremos que este edificio non foi unha capela de culto popular, senón un santuario que os monxes de Pombeiro levantaron para honrar a memoria dos seus predecesores», dice el arqueólogo Xurxo Ayán, que coordina la intervención junto con Sonia Rodríguez.