Satisfacción general ante la nueva reserva lucense de la biosfera

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Una vista del cañón del Sil en la zona de Doade, en Sober, con la orilla ourensana a la izquierda.
Una vista del cañón del Sil en la zona de Doade, en Sober, con la orilla ourensana a la izquierda. CARLOS RUEDA

Instituciones y asociaciones del territorio señalan la importancia de la declaración

16 sep 2021 . Actualizado a las 19:09 h.

La declaración de la Ribeira Sacra y de las sierras de O Courel y O Oribio como reserva de la biosfera ha sido recibida con amplia satisfacción por las diferentes instituciones y asociaciones del territorio. «É sen dúbida unha moi boa noticia, para a Ribeira Sacra e para o conxunto da provincia de Lugo, porque supón un recoñecemento a nivel internacional da riqueza medioambiental coa que contamos», dice a este respecto el presidente de la Diputación y alcalde de Monforte, José Tomé. El reconocimiento por parte de la Unesco -añade- «dálle visibilidade e abre novas oportunidades moi interesantes para a conservación de todo ese patrimonio e, ao mesmo tempo, para o desenvolvemento sostible do territorio, tanto social como económico, tal e como promove a filosofía do programa MaB [Man and Biosphere]», añade.

La Diputación, señala Tomé por otra parte, «ten moita experiencia na repercusión que supón este tipo de recoñecemento da Unesco» por ser la entidad gestora de las reservas Terras do Miño -la primera reconocida en Galicia y la más extensa de la comunidad-, Ancares Lucenses y Montes de Cervantes. «Temos un modelo de xestión que respecta as directrices MaB da Unesco, que combinan o respecto e a preservación do medio ambiente co seu aproveitamento sostible e coa aposta polo desenvolvemento do rural», agrega.

Con la declaración -apuntan asimismo desde la Diputación-, cerca del 60% de la superficie de la provincia gozar de esta categoría, «o que a converte na provincia de España que máis territorio ten dentro destas reservas».