Monforte abre una oficina para los peregrinos del Camino de Invierno

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

El alcalde José Tomé descubrió el letrero que señala la oficina de atención a los peregrinos, situada en el bajo del antiguo hotel Comercio
El alcalde José Tomé descubrió el letrero que señala la oficina de atención a los peregrinos, situada en el bajo del antiguo hotel Comercio FRANCISCO ALBO

José Tomé inauguró el nuevo servicio, ubicado en el bajo del antiguo hotel Comercio

13 sep 2021 . Actualizado a las 18:24 h.

En el bajo del edificio del antiguo hotel Comercio de Monforte ya está abierta la oficina municipal de atención a los peregrinos del Camino de Invierno, que fue inaugurada en la mañana de este lunes por el alcalde José Tomé junto con varios miembros del gobierno local. En la presentación, el regidor señaló que el nuevo servicio empieza a funcionar en un año santo compostelano con el fin de ayudar a «desestacionalizar e distribuír ao longo de todo o ano a oferta turística municipal, xa que os seus potenciais usuarios, os peregrinos do Camiño de Inverno, transitan por esta ruta ao longo de todo o ano e especialmente fóra dos meses de verán».

Asimismo, el alcalde apuntó que el centro reforzará el interés de Monforte como punto de inicio para recorrer la ruta jacobea, ya que la ciudad -al igual que ocurre con Sarria- está a suficiente distancia de Santiago como permitir a los caminantes obtener la compostela si la eligen para comenzar su peregrinación. Los visitantes podrán sellar en la oficina sus credenciales o bien adquirirlas al precio de dos euros en el caso de que no se hayan provisto antes de ellas.

Tomé apuntó que el centro no solo ofrecerá a los visitantes información sobre Monforte y el Camino de Invierno, sino también sobre la Ribeira Sacra, por lo que a su juicio contribuirá al «auxe turístico» que experimenta este territorio en los últimos años. El alcalde manifestó su convencimiento de que la oficina «será outro punto informativo de referencia na nosa cidade para dar a coñecer a quen nos visita a riqueza do noso patrimonio, a beleza da nosa paisaxe, a calidade da nosa gastronomía e dos nosos viños e a espiritualidade do noso Camiño de Inverno».