«Ás catro da madrugada do luns ao martes Salcedo parecía un inferno»

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Los vecinos de la parroquia de A Pobra do Brollón agradecen la ayuda recibida durante el incendio forestal

11 sep 2021 . Actualizado a las 11:40 h.

La noche del pasado lunes seguramente no será olvidada en mucho tiempo en la parroquia de Salcedo -en A Pobra do Brollón-, donde fue necesario luchar duramente para impedir que el incendio originado en Ribas de Sil se acercase a las viviendas y a otras construcciones. El presidente de la comunidad de montes de Salcedo y Beirán, Teddy López Pedredo, expresó el agradecimiento de los vecinos de estos núcleos a todos los que participaron en las operaciones. «Agradecemos moitísimo todo o que fixeron os veciños doutos lugares que viñeron a axudarnos cando llo pediu o alcalde e tamén o persoal do Concello, de Medio Rural e da Unidad Militar de Emergencias», dice. «Foi unha noite eterna, pero entre todos conseguimos parar o lume», agrega.

López Pedredo recuerda que entre las nueve y cuarto y las nueve y media de la noche fue avisado de que el fuego se había adentrado en el territorio de la parroquia. «A fronte do incendio tiña cerca de dous quilómetros de ancho e a velocidade do vento era brutal, cuns cambios de dirección moi bruscos, que é o peor que pode pasar nunha situación como esta», explica.

A partir de ahí se sucedieron varias horas de trabajo frenético. En el operativo tomaron parte ocho brigadas forestales, tres agentes, seis carrocetas -una de ellas del Ayuntamiento- y cuatro palas excavadoras, además de numerosos vecinos de Salcedo y otras localidades. «O peor momento foi sobre as catro da mañá, cando isto parecía un inferno, con faíscas saltando para todos os lados», dice Teddy López.