El embajador ante la Unesco señala «errores graves» en el informe del Icomos sobre la Ribeira Sacra

Francisco Albo
Francisco Albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Captura de vídeo de la intervención telemática del embajador Juan Andrés Perelló en la reunión del comité del patrimonio mundial de la Unesco, celebrada los pasados días en la ciudad china de Fuzhou
Captura de vídeo de la intervención telemática del embajador Juan Andrés Perelló en la reunión del comité del patrimonio mundial de la Unesco, celebrada los pasados días en la ciudad china de Fuzhou

Juan Andrés Perelló dice que el Gobierno central pedirá la apertura de un diálogo con este organismo

27 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Gobierno central tiene la intención de solicitar un diálogo con el Icomos (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) acerca de la candidatura de la Ribeira Sacra a patrimonio de la humanidad, por considerar que el informe emitido por este organismo acerca de las características del territorio contiene una serie de errores que merecen ser revisados. Así lo afirmó Juan Andrés Perelló, embajador de España ante la Unesco, en una intervención telemática en la reunión del comité del patrimonio mundial, celebrada en la ciudad china de Fuzhou. En su alocución, Perelló señaló que en el referido informe -que llevó a cancelar la candidatura de la Ribeira Sacra- hay diversos datos erróneos, como el que consiste en afirmar que en el territorio existen «diez plantas hidroeléctricas», cuando en realidad «solo hay cuatro».

Perelló indicó además que el informe del Icomos habla de la existencia de aerogeneradores en el territorio propuesto para la declaración de patrimonio mundial, mientras que estas infraestructuras «no están en el bien ni en la zona de amortiguamiento». Con respecto a este documento, el embajador afirmó asimismo que «no se puede decir que el bien propuesto coincide con la candidatura a reserva de la biosfera, simplemente porque no es cierto».

En su intervención, el diplomático puntualizó por otro lado que las «graves contradicciones» que a su juicio aparecen en el informe del Icomos pueden haberse debido a «los difíciles tiempos que corren» y que no cree que estos errores sean el único motivo para no inscribir a la Ribeira Sacra entre los bienes declarados como patrimonio mundial. «Pero sí creemos que estamos en el derecho de iniciar un período de diálogo», añadió. A su juicio, sería necesario reflexionar acerca del tiempo dedicado a evaluar cada una de las candidaturas presentadas ante la Unesco, sobre los instrumentos utilizados para ello y sobre «si quizá la cantidad de candidaturas sea mucha».