El Ayuntamiento paró otra demanda contra la Xunta por denegarle ayudas en Monforte

La solicitud era para atajar los vertidos en Cobas y no obtuvo una puntuación suficiente

El punto en el que se producen los vertidos, próximo al molino de Cobas, en una imagen de archivo
El punto en el que se producen los vertidos, próximo al molino de Cobas, en una imagen de archivo

MONFORTE / la voz

La denegación de una ayuda para las obras de pavimentación de la Costa da Pena por parte de la Consellería de Presidencia no es el único motivo de fricción entre el Ayuntamiento de Monforte y este departamento del Gobierno gallego. El equipo de gobierno municipal llegó a interponer un segundo recurso por otra solicitud de subvención, relacionada a su vez con una línea de la Vicepresidencia primera de la Xunta, que tampoco le fue concedida al no alcanzar la puntuación necesaria.

La petición estaba dirigida en este caso a resolver los problemas existentes en el saneamiento de las aguas residuales en la zona urbana de Cobas. El recurso, sin embargo, no fue adelante debido a que se agotaron los plazos para la formalización definitiva de la demanda sin que se llegase a hacerlo.

La Consellería de Presidencia dio a conocer este jueves los motivos por los que fueron denegadas las solicitudes de subvención que dieron pie a los contenciosos municipales. Según precisa, el Ayuntamiento no agotó en ningún caso la vía administrativa antes de interponerlos.

Respecto a las obras de la Costa da Pena, considera que la inadmisión de la solicitud «es palpable», puesto que se pedían fondos para el acondicionamiento de una calle y las bases reguladores de esa orden de ayudas «establecen que non serán subvencionables, entre outros, os proxectos relacionados coa mellora, ampliación ou rehabilitación de prazas, paseos e rúas».

El Ayuntamiento solicitó el pasado año una subvención para el pavimentado en la Costa da Pena con cargo a la orden que regula la concesión de ayudas para la creación y mejora de las infraestructuras, dotaciones, instalaciones y equipamientos vinculados a la prestación de servicios municipales. La petición le fue denegada por los motivos que explica Presidencia y el Ayuntamiento optó por interponer un contencioso ante el juzgado número 2 de Santiago.

La demanda en este caso sigue su curso y de momento el juzgado solicitó a la consellería el expediente sobre la solicitud denegada. No sucede lo mismo con el procedimiento judicial relacionado con el proyecto de Cobas, que según confirmó Presidencia caducó al no haber formalizado en último término la demanda la administración recurrente. Para financiar esta obra, el Ayuntamiento se acogió a las subvenciones del pasado año del fondo de compensación ambiental de la Xunta. El proyecto en cuestión se denominaba «eliminación de pozo de bombeo y alivio en el saneamiento municipal».

Será solicitada de nuevo

Las ayudas incluidas del fondo de compensación ambiental se conceden en régimen de concurrencia competitiva, mediante la comparación de las solicitudes presentadas por los ayuntamientos con arreglo a un baremo que figura en las bases. Según informe presidencia, el Ayuntamiento de Monforte no obtuvo la puntuación necesaria para obtener la subvención que había solicitado con cargo a esta línea.

Desde el gobierno local indicaron que con la del pasado año son tres las solicitudes de ayudas para actuar sobe los vertidos de Cobas denegadas por la Xunta. Las mismas fuentes criticaron que no haya fondos para resolver un problema que se traduce en sanciones económicas para el Ayuntamiento como consecuencia de las inspecciones que realizan los servicios de Medio Ambiente en esa ribera del Cabe.

Los responsables municipales confirmaron por otro lado su intención de pedir de nuevo este año una ayuda del fondo de compensación medioambiental de la Xunta para la ejecución de ese mismo proyecto.

Una inversión de 300.000 euros que no valió de nada

El anterior equipo de gobierno invirtió cerca de 300.000 euros en la instalación de un pozo de bombeo que en teoría debería haber servido para resolver el problema de los vertidos al Cabe a la altura de Cobas. La instalación comenzó a funcionar en el 2008 y su cometido era derivar a la red de saneamiento las aguas que hasta entonces iban a parar directamente al Cabe a través de la acequia de un antiguo molino.

Una avería registrada a comienzos del 2018 puso de manifiesto que el sistema de bombeo había perdido su eficacia poco después de entrar en funcionamiento. El Ayuntamiento vuelve a estar ahora en el punto de mira de Medio Ambiente y el Seprona por los episodios de contaminación en esa zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ayuntamiento paró otra demanda contra la Xunta por denegarle ayudas en Monforte