El Quixós vuelve al campeonato de España un año y medio después

Luis Conde MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Once piragüistas del club monfortino compiten este fin de semana en la copa y en el torneo nacional en Lleida

09 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ya tocaba competir de nuevo en un campeonato de España. Después de un año y medio sin hacerlo por culpa de la pandemia, once piragüistas del Quixós emprendieron viaje hoy a primera hora de la mañana rumbo a tierras catalanas, donde disputarán este fin de semana la copa de España de descenso en las modalidades de esprint y clásica, así como el nacional de patrullas. Las jóvenes promesas competirán en las localidades de Ponts y Camarasa.

Ahí estarán los siguientes piragüistas del club monfortino que lidera Santi Díaz: Efrén Álvarez, Noa Díaz, Nico Díaz, Ximena Prats, Claudio Fernández, Gabriel Rodríguez, Yasmin Díaz, Iván Gutiérrez, Carlos Moutiño y Antonio Vázquez.

El director deportivo del Quixós admite que tiene muy buenas sensaciones de cara a esta competición, pero se muestra cauto a la hora de analizar las posibilidades de los suyos. «Llevamos sin competir en un campeonato de España desde septiembre del 2019, por lo que vamos a ver como se adaptan nuestras jóvenes promesas. Trataremos de recuperar sensaciones», comenta Santi Díaz.

Teniendo en cuenta el talento y la experiencia que atesoran en este tipo de competiciones, los piragüistas del Quixós optarán a medallas. A pesar de que no está en su mejor forma física, Nico Díaz es claro favorito para acceder al podio en la modalidad de patrullas, en la que formará equipo con Gabriel y con Carlos. «Aquí sí hay opciones; al igual que en féminas en canoa», afirma Díaz.

El entrenador monfortino reconoce que sus deportistas ya estaban ansiosos por competir, y nada mejor que hacerlo en todo un paraíso, en la zona de los Pirineos. «Es el mejor escenario posible para volver a la competición nacional», concluye Díaz.

La expedición del Quixós, compuesta por dos furgonetas, llegará a tierras catalanas sobre las cinco de la tarde. Dejarán su equipaje en el alojamiento y saldrán rápido para entrenar en la confluencia de los ríos Segre y Noguera Pallaresa. Luego, tocará cenar y descansar, ya que mañana y pasado serán días intensos de competición.