El brote que empezó en Salcedo empieza a remitir

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Al me nos dos de los doce contagiados en el brote de A Pobra requirieron tratamiento médico en el hospital, pero ahora ya están en sus casas
Al me nos dos de los doce contagiados en el brote de A Pobra requirieron tratamiento médico en el hospital, pero ahora ya están en sus casas CARLOS CORTÉS

Tres de los doce contagiados han recibido ya el alta y al resto pueden dársela en los próximos días. A Pobra do Brollón seguirá por ahora en situación de riesgo alto

09 abr 2021 . Actualizado a las 17:22 h.

A Pobra do Brollón seguirá unos días más en el nivel alto de alerta sanitaria por coronavirus. Así lo decidió este viernes el comité clínico de la Xunta, que además mantiene todos los demás municipios del sur de Lugo en el nivel de riesgo más bajo. En todo caso, la situación de A Pobra do Brollón tiende a mejorar, porque la mayoría de los casos activos existentes en estos momentos están próximos a recibir el alta.

El mapa que publica a diario la Consellería de Sanidade sobre la incidencia del virus en los municipios registra este viernes en a Pobra do Brollón diez contagios detectados en los últimos catorce días. Con esa cifra, la incidencia acumulada supera los 500 casos por cada 100.000 habitantes, pero lo importante es que el número de positivos está estabilizado. De hecho, en los últimos siete días no ha aparecido ninguno.

Así empezó el brote

El brote que mantiene A Pobra do Brollón en esta situación de alerta comenzó con una reunión familiar el pasado 24 de marzo, cuando ya se habían levantado los cierres perimetrales decretados en enero y se volvía a poder viajar entre municipios. Una pareja residente en Vigo se desplazó aquel día a la parroquia de Salcedo, donde tienen sus raíces, para que su familia pudiese conocer a su hijo pequeño. Llevaban meses sin venir, así que sus parientes de Salcedo todavía no conocían al bebé. Lo que ocurre es que la pareja se habían contagiado poco antes, pero en aquel momento no lo sabían. Cuando ya de vuelta en Vigo fueron diagnosticados avisaron inmediatamente a sus familiares de Salcedo para que se hiciesen también las pruebas.

Las PCR revelaron que las cinco personas que viven en esa casa de Salcedo se habían contagiado. En los días sucesivos se detectaron siete positivos más, todos entre personas que tuvieron contacto directo con estos visitantes de Vigo en Salcedo. Siete de estos doce positivos viven en Salcedo y los otros dos en otra parroquia de A Pobra do Brollón. Al menos dos de estos doce pacientes tuvieron que ser hospitalizados porque desarrollaron síntomas graves de la enfermedad. Los dos se encuentran ya de nuevo en sus casas, porque recibieron el alta después de que esos síntomas remitiesen.

En los primeros días tras la detección de este brote había preocupación en A Pobra do Brollón por la evolución del brote y su posible extensión. Finalmente, los contagios no han pasado de esos doce casos. Salvo esos dos que tienen vinculación con Salcedo pero viven en otra población del municipio, el virus no parece haber salido del círculo de contactos estrechos del matrimonio de Vigo. Uno de los positivos participó en aquellos días en una cena con once comensales, integrantes de una cuadrilla de caza, pero los otros diez dieron negativo en las pruebas que les hicieron. Uno de los asistentes a esa cena asegura que se dividieron en grupos y se sentaron en mesas separadas.

Ya hay altas

El alcalde de A Pobra do Brollón, José Luis Maceda, asegura que en estos momentos quedan nueve casos activos en el municipio. Eso significa que tres de los contagiados en el brote que empezó en Salcedo han recibido ya el alta. En vista de las fechas en las que se contagiaron estos nueve pacientes, si ninguno sufre un empeoramiento clínico repentino, todo apunta a que el número de casos activos disminuirá más en los próximos días. Los responsables municipales, que manejan datos procedentes del centro de salud local, confían en que a mediados de la semana que viene todos hayan recibido ya el alta.

La próxima reunión del comité clínico está prevista para el martes. Si para entonces el marcador de nuevos casos a siete días sigue a cero, es posible que la Xunta apruebe una rebaja en las restricciones vigentes en A Pobra do Brollón, que en todo caso no entraría en vigor hasta finales de semana, probablemente el viernes. En estos momentos, no hay limitaciones para entrar o salir de A Pobra do Brollón, pero los locales de hostelería tienen cerrados sus espacios interiores y solo pueden atender en terraza.