Los barrancos del geoparque Montañas do Courel quedaron alterados durante el invierno y pueden resultar peligrosos

Los responsables piden a los deportistas que los visiten que observen la máxima precaución

Descenso de barrancos en los cañones del río Carballido, en el municipio de Folgoso do Courel
Descenso de barrancos en los cañones del río Carballido, en el municipio de Folgoso do Courel

quiroga / la voz

El geoparque Montañas do Courel advirtió a los posibles usuarios de las rutas de barranquismo existentes en el territorio que los lechos de algunos de estos barrancos han sufrido alteraciones debido a las condiciones meteorológicas del pasado invierno, por lo que pueden resultar peligrosos. Los recorridos en los que han detectado cambios desde la última temporada son los de los barrancos de Fieiteiras, Carrozo do Inferno y Eiriz, también llamado Carrozo da Freita. Los tres se encuentran en el denominado sector Folgoso do Courel, que agrupa los barrancos situados en la cuenca del Lor.

No obstante, los responsables del geoparque apuntan que cualquiera de los barrancos de este territorio puede haber sufrido alteraciones, por lo que recomiendan a los deportistas que guarden la máxima precaución. El conjunto de rutas de barranquismo del geoparque está dividido en cinco sectores. Además del de Folgoso do Courel, están los de Seceda, A Seara-Ferramulín, Soldón y Campodola. Una guía de estas rutas puede consultarse en la web del geoparque.

Permisos administrativos

Por otro lado, desde el geoparque recuerdan que esta modalidad deportiva en el territorio está sujeta a la normativa de la Red Natura y que para practicarla es necesario solicitar permisos administrativos. La web de la Federación Galega de Espeleoloxía ofrece información sobre los trámites que hay que realizar para la práctica del barranquismo en estas áreas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los barrancos del geoparque Montañas do Courel quedaron alterados durante el invierno y pueden resultar peligrosos