Basualdo, del fútbol italiano al Lemos

El argentino, tras su paso por varias ligas extranjeras, inicia su tercera etapa en el club monfortinoSubtítulo 1 col cuerpo 16 para noticias


monforte / la vozData / agencia

El Club Lemos continúa perfilando su plantilla de cara a la liga exprés que comenzará el próximo día 28. La entidad monfortina concretó en las últimas horas el fichaje del central argentino Lucas Gonzalo Basualdo Reydó, que a sus 33 años inicia su tercera etapa en Monforte.

Fue en el 2008 cuando llegó por primera vez al Lemos, que entonces entrenaba Carlos Vivero. En el 2014 volvió, pero unas desavenencias con el entonces presidente hicieron que ni empezara a jugar. Y ahora, está aquí por tercera vez. El argentino llega procedente del equipo italiano del Castiadas Calcio, de la Serie D.

Basualdo explica las razones que lo llevan a fichar por el Lemos. «Estaba jugando en Italia, pero el pasado 24 de octubre se paralizó la competición por la pandemia. Llevábamos siete partidos y estábamos en la zona alta de la tabla, pero el 3 de noviembre nos dicen que la liga se cancela. Esperé tres meses más, y fue en enero cuando comenzaron mis contactos con el Lemos», señala Basualdo.

El nuevo jugador lemista tenía que desplazarse a Lugo para arreglar varios documentos, una circunstancia que también ayudó a que la operación se concretara. «Tenía la posibilidad de seguir en Italia hasta junio cobrando y con piso gratis, pero siento al Lemos y quiero jugar de nuevo en un equipo, que me dio a conocer en el fútbol mundial. Estoy muy contento de estar aquí, ya que me han recibido muy bien», afirma el central argentino.

El jugador firma hasta final de la presente temporada, pero su intención es prolongar su relación contractual por más temporadas. «Tengo claro que quiero establecerme en Monforte, encontrar un trabajo y quedarme a vivir aquí. Quiero entregar estos años al Lemos, porque siento el escudo y a Monforte le debo mucho. Ahora, esta ciudad es mi casa», añade Basualdo.

El futbolista argentino lleva una semana entrenando a las órdenes de Edu Rodríguez en el campo Luis Bodegas, aunque fue ayer cuando se concretó la operación. En el club esperaban la llegada del tránsfer para oficializar este fichaje.

Más ilusión

Basualdo llega muy ilusionado al Lemos, del que destaca lo «ambicioso» de su proyecto. Ve una plantilla larga y con mucha calidad, y entiende que pueden hacer una gran temporada. «Somos 24 en el plantel y eso es muy bueno, porque genera una competencia interna sana, que redundará en beneficio del equipo. Aquí sabes que no te puedes relajar, y el míster ya dejó muy claro que jugará el que se lo merezca», puntualiza.

A la hora de analizar los objetios del equipo, Basualdo es optimista, aunque por la experiencia que tiene -pasó por muchas ligas extranjeras- apela a la prudencia. «Nuestro primer objetivo es clasificarnos entre los dos primeros en esta primera fase, y a partir de ahí luchar a tope por intentar ascender. Pero hemos de ir partido a partido», indica.

Si bien no llega al 100% físicamente, el futbolista argentino confía en estar listo para el choque ante el Ribadeo. «En esta segunda semana de pretemporada espero ponerme totalmente a tono. Prometo trabajo y entrega máxima, así como poner toda mi experiencia y mi talento al servicio del Lemos», dice.

Basualdo empezó su carrera en Club Gimnasia y Esgrima de La Plata. Pasó por Estudiantes de la Plata y Arsenal. En el 2008 dio el salto a Europa por medio del Lemos, equipo desde el que pasó al Verín. En enero de 2010 firmó un contrato de un año, que lo llevaría a Corea del Sur a la k-league como una transferencia de invierno para el Daegu Football Club. Después pasó al Tianjin Teda.

Volvió a Argentina y firmó por el Atlético Argentino. Al año siguiente disputó la copa Simón Bolívar con el Municipal Tiquipaya. Su siguiente equipo fue el Club Aurora, al que siguió el Club Sol de Mayo. Pasó al Río Colorado para fichar después por la Portuguesa. Se fue al Carchá (Guatemala) y al Malacateco.

En el 2019 retornó a España para jugar en el Riotorto. Esa misma campaña fichó por el Pol. Una vez que concluyó su etapa en el fútbol lucense emprendió viaje a Italia, país en el que estuvo estos dos últimos años. Sus equipos fueron el Gallipoli Calcio y el Castiadas Calcio.

En su momento también estuvo en la órbita de Quique Setién cuando el cántabro entrenaba al CD Lugo.

Texto

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Basualdo, del fútbol italiano al Lemos