El índice de casos condiciona en Monforte que reabra la hostelería

A Pobra do Brollón, Ribas de Sil, Sober y Taboada están en esa misma situación

Bares cerrados por las restricciones sanitarias en la zona de vinos de Monforte
Bares cerrados por las restricciones sanitarias en la zona de vinos de Monforte

MONFORTE / la voz

Los datos mejorarán previsiblemente en las próximas jornadas, si se consolida la actual tendencia a la baja en las cifras de la pandemia. Pero lo cierto es que con fecha de este sábado Monforte, A Pobra do Brollón, Ribas de Sil, Sober y Taboada mantienen, según los datos que actualiza periódicamente el Sergas, una incidencia acumulada superior al índice que deberían haber alcanzado para optar a la reapertura de la hostelería. La Xunta de Galicia decidirá este lunes, en vista de las recomendaciones del comité clínico, en qué municipios es posible adoptar esta medida. Chantada, Quiroga, O Saviñao, Pantón, Bóveda, Folgoso do Courel, O Incio y Carballedo tienen todos los boletos.

Aunque sufrió los peores indicadores de la zona en esta tercera ola de la pandemia, Quiroga tiene en estos momentos una incidencia acumulada inferior a los 250 casos por cien mil habitantes en las últimas dos semanas. Abandona, por ese motivo, el máximo nivel de alerta en los mapas de riesgo de contagios por coronavirus. Entre las cabeceras de comarca, Chantada está en esa misma situación. Monforte, sin embargo, saldrá previsiblemente del nivel de riesgo alto -si se mantiene como parece el descenso de casos activos- después de la reunión que mantendrá el lunes el comité clínico.

En la misma tesitura de Monforte, con una incidencia superior a los 250 casos, están A Pobra do Brollón, Ribas de Sil y Taboada, siempre con la referencia de los datos publicados este sábado por el Sergas. Está por ver, no obstante, si en la decisión sobre los municipios en los que abre de nuevo la hostelería se tienen en cuenta otros factores, como por ejemplo la presión hospitalaria. Este sábado había seis ingresos en la planta covid del hospital comarcal de Monforte, que llegó a tener veintiuno.

Tomé considera que se dan las condiciones para que la actividad vuelva al sector más castigado

La previsión que baraja la Xunta para este tipo de establecimientos es que puedan reabrir a partir del lunes con el 50% del aforo en las terrazas y al 30% en el interior. El alcalde de Monforte, José Tomé, considera que este municipio no debería quedar fuera del ámbito territorial en el que se flexibilicen las restricciones a la hostelería. «Estamos moi cerca de saír da incidencia dos 250 casos», señala.

Tomé alude al reducido número de positivos que arrojó el último cribado entre la población y recuerda que Monforte ya sufrió con anterioridad un confinamiento «con parámetros que estaban por debaixo dos positivos doutros concellos». En estos momentos, argumenta, «en toda a contorna a presión dos contaxios non é alta».

Con vistas a la reapertura que se baraja en la hostelería, el alcalde reclama a la Xunta medidas realistas. «Son partidario de tomar aquelas decisións que logo se poidan cumprir», dice Tomé en referencia a la posible creación de un registro de clientes. A su juicio, sería algo «pouco operativo e difícil de controlar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El índice de casos condiciona en Monforte que reabra la hostelería