El sueño olímpico de Carlos López

luis conde MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

El monfortino de A Gándara es uno de los atletas gallegos con más proyección y apunta a la élite

16 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El atletismo monfortino sigue siendo una cantera inagotable de jóvenes promesas con proyección. Entre todas ellas destaca Carlos López Moral, que con 17 años -el día 27 de abril cumplirá 18-, cuenta con un amplio palmarés en competiciones autonómicas y apunta alto en el ámbito nacional.

Este fin de semana demostró en Oviedo su talento y el óptimo estado de forma en el que está. López ganó la serie B de la prueba de 1.500 metros, con un tiempo de 4:03 minutos. La joven promesa de A Gándara fue la tercera mejor marca sumando los registros de las series A y B.

Carlos López está listo para afrontar su gran reto en el próximo campeonato de España que se disputará en Antequera: conseguir una medalla. Y posibilidades tiene, y muchas, en la carrera de 3.000 metros.

Sus inicios

El monfortino comenzó a correr casi en pañales. De hecho, sus primeras participaciones en la carrera popular de Monforte fueron en la categoría chupete. No obstante, fue a los seis años cuando dio un paso adelante. «El amor por este deporte me lo inculcó Felipe Barata, que impartía clases orientadas hacia esa disciplina. Ahí fue donde me enamoré del atletismo», señala.

Durante varios años compaginó esta especialidad con el voleibol, deporte en el que también marcaba las diferencias. Jugaba de colocador, y su contribución fue clave para que A Gándara conquistara campeonatos provinciales y una meritoria medalla de bronce en un nacional. «En 3º de ESO tuve que decidir y aposté por el atletismo. Acerté plenamente», afirma López.

Después surgió la posibilidad de pasar del colegio al club, pero no fue posible. «Felipe insistió, pero como de aquellas era un cafre estudiando, mi madre no quiso. Esta decisión la cambió más tarde cuando otro profesor, Óscar, habló con ella», recuerda.

A partir de ahí, Carlos López se entregó totalmente a su auténtica pasión, lo que le valió para sumar medallas y más medallas. De hecho tiene un palmarés espectacular. «Son muchas, pero me quedo, sobre todo con dos campeonatos gallegos en pista cubierta en 3.000 y en 800 metros, y una medalla de bronce en 1.500 libres al aire libre. También destaco un sexto puesto en la prueba de 800 metros en el campeonato de España. Es en los nacionales en los que se me resiste la medalla», dice.

La joven promesa de A Gándara destaca por su talento y calidad, así como por su constancia. Entrena dos horas diarias prácticamente todos los días de la semana, y a mayores trabaja por su cuenta. Sabe que si quiere llegar y consolidarse en la élite tiene que ser así. «Mi sueño es ser olímpico», afirma.