Los hosteleros de Monforte no pagarán tasas por terrazas hasta el mes de julio

Tomé garantiza que habrá otras ayudas directas en cuanto la Xunta mueva ficha

Terrazas en la zona peatonal de Monforte, antes del último cierre que afecta a la hostelería
Terrazas en la zona peatonal de Monforte, antes del último cierre que afecta a la hostelería

MONFORTE / la voz

Los hosteleros de Monforte no pagarán tasas municipales por instalación de terrazas durante el primer semestre del año. El alcalde, José Tomé, avanzó la medida este lunes, a una semana de la celebración del pleno en el que se aprobará la modificación de la correspondiente ordenanza fiscal. La revisión de la norma que regula la ocupación de la vía pública por bares, cafeterías y restaurantes busca «que haxa maior seguridade xurídica nesta decisión de axuda á hostalería».

El pasado año ya se aplicaron exenciones en el pago de las tasas municipales por terrazas en los períodos en los que los hosteleros no pudieron desarrollar su actividad como consecuencia de la pandemia. Entonces no se consideró necesario modificar la ordenanza fiscal que regula los cobros, al entender que esa excepción tributaria estaba avalada por el propio estado de alarma.

«Dende entón producíronse algúns cambios no estado de alarma, como o relativo ás competencias das comunidades autónomas. Na ordenanza xurdiron dúbidas de carácter legal. A situación mudou e vanse introducir cambios nela por unha cuestión de seguridade xurídica», señala al respecto Tomé.

La revisión de la ordenanza sobre instalación de terrazas será tratada antes del pleno en la comisión de Facenda, que se celebrará este jueves también por vía telemática. Los hosteleros no pagarán por ese concepto entre el 1 de enero y el 30 de junio «con independencia de cando poidan abrir», apunta el alcalde.

En el segundo semestre del año las tasas volverán a cobrarse, pero los profesionales de la hostelería se beneficiarán previsiblemente de ayudas directas que prepara el Ayuntamiento. Tomé reitera que trabajan en una línea de incentivos destinados a un sector «tan castigado pola crise sanitaria». Estos apoyos se darán a conocer, según detalla, «unha vez que se coñeza a normativa da Xunta sobre as axudas que realizará dos fondos que veñen da Unión Europea e do Goberno central».

La exención en el pago de las tasas municipales por las terrazas se suma, afirma Tomé, «ás diversas medidas tomadas por este equipo de goberno ao longo do ano 2020 en apoio ao sector da hostalería ante a crise motivada pola situación sanitaria». «É un sector que o está pasando mal polos sucesivos peches que está a sufrir a causa da pandemia, polo que dende o Concello seguiremos desenvolvendo medidas de apoio», dice el alcalde.

Echar mano del remanente

La modificación de esa ordenanza fiscal no será el único punto del pleno del próximo lunes relacionado con la aplicación de incentivos a los sectores locales más afectados por la crisis sanitaria. Esperta Monforte propondrá, a través de una moción, una serie de medidas destinadas a hosteleros, comerciantes, autónomos y pequeñas empresas, con un coste estimado que en conjunto rondaría los 403.000 euros.

«Algún concellos, entre os que se encontra o noso, teñen un remanente de tesourería que agora podería aliviar a situación de moitas empresas e autónomos», señala el concejal de Esperta Monforte Germán Vázquez. Entre estas medidas estaría la exención del pago de terrazas por dos años, que supondría para las arcas municipales 60.000 euros.

Este partido plantea triplicar en ese período el importe de las subvenciones pare el CCU, la asociación de hostelería y la asociación de comerciantes de la plaza de Abastos, y duplicar las que se destinan a las fiestas en las parroquias. También propone crear un servicio de taxi bajo demanda para personas necesitadas y suprimir con carácter general las tasas del cementerio durante esos dos años.

Beatriz Vila: «Vamos a estar muy atentos a quién cumple y quién no»

«Todo lo que esté en la mano del Ayuntamiento y pueda beneficiar a la hostelería de Monforte será bienvenido», dice Beatriz Vila, delegada de la asociación provincial que representa a los empresarios del sector. En su valoración de esta medida municipal hay agradecimiento, pero también cierto reproche por la tardanza de las ayudas anunciadas por las diferentes administraciones a raíz del cierre motiva por la tercera ola de la pandemia.

«Nos cierran, vale, pero debe haber un paquete de ayudas ya. Van quince días sin abrir y sin ingresos, y la gente tiene que comer y pagar las facturas», se queja la portavoz de la asociación. «Ya no vale la palabrería. Vamos a estar muy atentos para ver quién cumple y quién no con lo prometido», advierte Beatriz Vila en referencia a las conversaciones entre la Xunta, las diputaciones y la Fegamp.

A nivel local, la indignación inicial por las restricciones dio paso a cierto ambiente resignado entre los propietarios de los locales. «La hostelería aquí nunca estuvo muy unida y ahora encima ni nos vemos, no tenemos casi oportunidad de hablar. Al principio había mucho enfado, pero ahora lo que se percibe es desánimo», apunta el dueño de un restaurante.

La tardanza en la concreción de las ayudas se produce en un momento en el que muchos negocios afrontan situaciones límite que podrían frustrar su reapertura. «Yo hablo a diario por teléfono con los asociados y créeme que escucho verdaderos dramas. La gente está que no puede más y la burocracia y el politiqueo no pueden retrasar más las medidas de apoyo que necesitamos», señala Beatriz Vila.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los hosteleros de Monforte no pagarán tasas por terrazas hasta el mes de julio