Quiroga cierra el Ayuntamiento ante la escalada local de contagios

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Asistentes a la inauguración hace unos meses de la ampliación del museo geológico municipal de Quiroga
Asistentes a la inauguración hace unos meses de la ampliación del museo geológico municipal de Quiroga CARLOS CORTÉS

El alcalde manda a sus casas a casi todos los funcionarios

23 ene 2021 . Actualizado a las 13:45 h.

Quiroga sigue sumando contagios y es el municipio del sur de Lugo con una mayor incidencia acumulada de casos de coronavirus. De acuerdo con los datos de este viernes, un total de 44 vecinos de este municipio han sido diagnosticados de covid-19 en las dos últimas semanas, lo que pone la incidencia acumulada en 1.390, más del doble de la media gallega. En vista de la situación, el alcalde Julio Álvarez, ha decidido cerrar todas las instalaciones municipales que todavía permanecían abiertas, incluida la casa consistorial. E insiste en su llamamiento a los ciudadanos a que no salgan de sus casas después de la tarde salvo que sea imprescindible.

Los contagios en Quiroga suben sin parar desde las Navidades, pero lo que al principio era una progresión lenta se está acelerando desde el fin de semana pasado. El número de nuevos casos detectados en los 14 días previos era de 11 el lunes y pasó a 17 el martes, a 26 el miércoles a 34 el jueves y a 44 este viernes.

El alcalde dio la orden de cierre este viernes por la mañana, después de recibir información actualizada sobre la situación de la pandemia en esta localidad y sobre su incidencia directa en la plantilla municipal. En estos momentos, hay seis trabajadores municipales guardando cuarentena en sus casas por positivos en coronavirus. Dos de ellos ya llevan unos días en esa situación. Los otros cuatro son casos nuevos.

Esta orden de cierre devuelve la actividad del Ayuntamiento al nivel de las semanas de confinamiento total de la primavera pasada. Prácticamente todos los empleados municipales están haciendo teletrabajo o de guardia en sus casas. En la casa consistorial solo está en su puesto un funcionario encargado del registro, pero atiende únicamente urgencias. La casa consistorial está cerrada al público salvo para ese tipo de casos. Servicios esenciales, como el del grupo de emergencias supramunicipal (GES) permanecen activos, pero con su personal en sus respectivas casas y listo para salir si tiene que hacerlo.

Juliio Álvarez asegura haber adoptado esta medida tan drástica porque le parece que la situación sanitaria lo exige. "Son partidario de medidas contundentes, penso que non queda máis remedio, e estounas adoptando todas as que podo dentro das miñas competencias". Juliio Álvarez cree que los vecinos de Quiroga están siguiendo mayoritariamente su petición de hace unos días de quedarse en casa después de las seis de la tarde. "Este xoves as seis menos cinco non había máis que tres ou catro persoas na travesía principal de Quiroga", asegura.