Tomé quiere revocar la cesión de la antigua N-120 al Ayuntamiento

El alcalde considera como «acto nulo» un convenio firmado con Fomento en el 2009 y someterá al pleno una propuesta para «repoñer a legalidade»

José Tomé y Gloria Prada presentaron la propuesta de la alcaldía que se llevará el lunes al pleno
José Tomé y Gloria Prada presentaron la propuesta de la alcaldía que se llevará el lunes al pleno

monforte / la voz

En el pleno que celebrará el lunes la corporación de Monforte de Lemos se debatirá una propuesta de la alcaldía para efectuar una revisión de oficio de acto nulo de un convenio suscrito en el 2009 entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento por el cual se cedió a la primera de estas entidades un tramo de la antigua carretera N-120 -más conocido como carretera de Ourense- y un enlace de este vial con la actual N-120. La iniciativa fue anunciada por el alcalde José Tomé, acompañado por la teniente de alcalde Gloria Prada. «Feitas as consultas xurídicas sobre a súa validez, todo parece indicar que este convenio subscrito entre o ministerio e o Concello foi un acto nulo», apuntó el regidor.

El alcalde señaló que «son varios os motivos» que han llevado al gobierno local a emprender esta iniciativa ya que, por una parte, «a maior parte da antiga N-120 non pertence ao casco urbano e polo tanto non lle deben corresponder ao Concello de Monforte os custos de mantemento, igual que non lle corresponde aos outros concellos polos que pasa o mantemento desta estrada, como é o caso de Pantón».

 Sin autorización del pleno

Por otra parte, Tomé dijo que el convenio -firmado el 17 de octubre del 2009 bajo el mandato de Severino Rodríguez- se formalizó sin que el pleno hubiese facultado previamente al alcalde ni a ningún otro representante para firmarlo y sin que fuese validado con posterioridad. Asimismo, añadió que este acuerdo incluía varias mejoras del vial «que non se realizaron na súa totalidade» y establecía que el Ayuntamiento asumiría la conservación y explotación del tramo de la antigua N-120 -situado entre los puntos kilométricos 523,000 y 526,000- una vez finalizase la construcción del enlace de esta carretera con la nueva n-120. «Esa conexión non existe a día de hoxe, porque as obras de construción non se fixeron e nin sequera se contrataron, e non se pode ceder algo que non existe», agregó.

Por otra parte, Tomé afirmó que «sendo grave aceptar como ben patrimonial unha estrada que non existe, o realmente grave é que o Concello de Monforte non adoptou ningún acordo con estes obxectivos nin facultou ao alcalde para a sinatura do convenio a pesar de que está recollido no texto do citado convenio».

Unas obras de mejora del vial que solo se realizaron parcialmente

El convenio firmado entre el Ayuntamiento y Fomento en el 2009 -según afirmó el alcalde- suponía la realización de tres actuaciones de mejora en la antigua N-120 de Monforte a Pantón. Tomé señaló que él mismo -en su calidad de diputado autonómico- participó entonces en la gestión de esta iniciativa junto con el jefe de la Demarcación de Carreteras de Galicia, Ángel González del Río. El planteamiento inicial del ministerio, agregó, comprendía la instalación de una capa de rodadura desde el límite municipal de Monforte hasta el lugar de O Curro, en Pantón. Asimismo, incluía la construcción de un nuevo puente sobre el río Cinsa y el arreglo de toda la recta desde este río hasta Monforte.

Tomé apuntó que solo se realizaron en su totalidad las dos primeras actuaciones «porque na recta desde o Cinsa ata Monforte quedaron sen rematar as vías de servizo laterais e a estrada quedou moi insegura», con unas cunetas «potencialmente perigosas». Por otro lado, el regidor considera «falso» que el tramo de la antigua N-120 cedido al Ayuntamiento hubiese quedase absorbido en el núcleo urbano de Monforte, que es lo que dice el texto del convenio. «A maior parte desa estrada que corresponde ao termo municipal de Monforte non é urbana, salvo que consideremos urbanos uns invernadoiros de Piñeira e unhas casas de Distriz que están construídas ao longo da mesma», añadió.

Un procedimiento dividido en siete pasos con el fin de «repoñer a legalidade»

La propuesta de la alcaldía que se someterá el lunes a la aprobación del pleno -según precisó José Tomé- se basa en un informe de la secretaría municipal que establece siete pasos para el procedimiento de revisión de oficio acto nulo del convenio suscrito entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento. En primer lugar, si la propuesta es aprobada por el pleno, se iniciará un procedimiento para la referida revisión de oficio. A continuación será preciso notificar el inicio del procedimiento a los interesados a fin de que puedan presentar alegaciones si lo consideran pertinente, para lo que tendrán quince días de plazo.

El tercer paso consistirá en trasladar el expediente -una vez terminado el trámite de audiencia- a los servicios municipales para que en su caso informen sobre las alegaciones que se puedan presentar. Seguidamente se remitirá el expediente a la secretaría municipal para que este departamento emita un informe sobre la propuesta de resolución que proceda. En quinto lugar se elevará una propuesta al pleno, que -en caso de que se apruebe- solicitará un dictamen al Consello Consultivo de Galicia, adjuntando una propuesta de resolución.

Una vez que se reciba el dictamen de dicho organismo -dado su carácter preceptivo-, se presentará al pleno para adoptar un acuerdo definitivo. Por último, el acuerdo que adopte el pleno será notificado a los interesados para que se lleve a cabo la tramitación que corresponda. «A nosa única pretensión é repoñer a legalidade é que o Concello de Monforte non teña que soportar cargas que non lle corresponden», concluye el alcalde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Tomé quiere revocar la cesión de la antigua N-120 al Ayuntamiento