El regreso de la gacela de la Plata

El argentino, Antonio Víctor Rubéis «Toto», encara su tercera etapa en el Lemos


monforte / la voz

No es muy habitual que un futbolista afronte una tercera etapa en el mismo club. Ese no es el caso del futbolista argentino, Antonio Víctor Rubéis «Toto». La gacela de la Plata pasó a formar parte este verano de nuevo de la plantilla del Club Lemos. Con anterioridad, concretamente en los años 2008 y 2017, ya defendió el escudo del cuadro monfortino.

La primera vez que aterrizó en la ciudad del Cabe fue con el objetivo de triunfar en el fútbol y convertirse en profesional -entonces tenía 19 años-, pero ahora llega con una meta diferente: establecerse en Monforte, priorizando su trabajo y convirtiendo el deporte rey en un hobby.

«Con 32 años lo que busco es echar raíces en Monforte o en las cercanías. Por eso consideré la propuesta del Lemos, club en el que deseo retirarme. Eso sí, aún me quedan años de fútbol», afirma el futbolista argentino.

Toto recuerda como fue su llegada a España y las tres oportunidades que se le presentaron para dar el salto a la profesionalidad. «Me faltó suerte», espeta el argentino.

Por lo que respecta al segundo apartado, Toto tuvo su primer gran desafío con 17 años. Se le presentó la oportunidad de probar por el River Plate. «Entonces jugaba de enganche, de mediapunta, y recuerdo que superé a más de doscientos futbolistas que estaban a prueba. El míster me quiso fichar, pero no se dieron las circunstancias, porque se produjeron cambios en el club», recuerda el delantero argentino.

La segunda oportunidad que se le presentó y que pudo abrir las puertas del profesionalismo para Toto fue en tierras canarias. «Después de mi paso por el Bóveda, un amigo mío que jugó en Las Palmas, Siro Darino me llamó para que fuera a entrenar con el conjunto de Tercera División. Recuerdo que convencí al míster, que era Víctor, pero llegó el director deportivo y abortó aquella operación, argumentando que no quería jugadores foráneos, que salíamos más caros», dice.

Quique Setién

La tercera y última ocasión que se le presentó para dar ese ansiado salto al profesionalismo fue en el CD Lugo. «Recuerdo que fui a entrenar con Quique Setién y marqué un gol desde 35 metros, pero me dijo que necesitaba un futbolista con más experiencia. Esa operación solo se podría hacer si les fallaba otra que estaban cerrando», comenta Toto.

Aquí se le acabaron al argentino todas sus opciones de triunfar en el fútbol, pero no se vino abajo, y modificó su idea inicial, priorizando otros aspectos de la vida.

Esto fue lo que permitió que fichara por el Club Lemos por tercera vez. Estaba en el Pol, con el que jugó diez partidos. La pandemia frenó la liga, y a partir de ahí Toto valoró otras opciones. Ahí aparecieron Campos y Edu, que le trasladaron la propuesta para regresar. En este caso los astros se alinearon, ya que el futbolista pretendía un trabajo, y llegó. «Gracias a Mougán, Nando y Hammer puedo trabajar, ya que hablaron con Suso, propietario de Ferretería Cachaldora, que me dio el empleo», afirma.

Toto sabía que para buscar la estabilidad que deseaba tenía que encontrar un trabajo para compaginarlo con el fútbol. «Era consciente de que el club no tiene capacidad económica para pagar mucho, por lo que tenía que encontrar un trabajo», dice Toto, que agradece a Jesús Veloso que le diera esa oportunidad.

Confía en que haya liga

Toto está deseando comenzar a entrenar. Es optimista, y pone fecha al inicio de la competición de Preferente. «Yo espero y confío en que la liga empiece a finales de enero o principios de febrero. Estoy muy ilusionado, y me gustaría poder competir en el futuro con el Lemos en Tercera División», concluye.

La gacela de la Plata no olvida sus inicios en Monforte y tiene palabras de agradecimiento para Carlos Vivero, que fue su primer entrenador en el Club Lemos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El regreso de la gacela de la Plata