Díaz esperaba que salieran más futbolistas de la cantera local


Resulta sorprendente que este haya sido el último gran traspaso que se ha producido en el fútbol comarcal, y más teniendo en cuenta el número de jóvenes promesas que hay en la cantera. Así lo reconoce el exgerente y expresidente del Lemos, José Antonio Díaz. «Sobre a canteira de Monforte, e en función do número de xogadores que hai na comarca, non podemos estar satisfeitos. Hai que darse conta que se moven uns 400 rapaces, e fai tempo que non sae ningún para élite, algo que non pasaba en Lalín e en Vilalba, que movían o mesmo número de futbolistas», señala Díaz.

Reconoce que no tiene una respuesta a lo que está ocurriendo, pero entiende que tendrían que salir más futbolistas. «Salvo Iago, dende a época de Roberto, que foi ao Compostela, non saíu ningún máis», dice Díaz.

No obstante, el expresidente admite que la situación económica de la ciudad es diferente a la de hace años. «Daquela eran outros tempos, pero agora xa non hai industria e todo o mundo vai petar aos mesmos sitios. Logo, tamén hai que ter en conta que na actualidade existen máis alternativas ao fútbol. Todo inflúe», concluye.

La trayectoria de Pérez

Tras su paso por el CD Lugo, David Pérez fichó por el Fuenlabrada. Desde el equipo madrileño dio el salto al CD Ourense para después marcharse al Jerez de los Caballeros.

En el club extremeño no se adaptó. «El hecho de que hiciera tanto calor y el estar en una habitación hicieron que no me adaptara. Enseguida llamé a Francis, que en ese momento era el entrenador del Lemos, y le dije que si me ponía una cantidad de dinero encima de la mesa al día siguiente estaba en Monforte. Recuerdo que me comentó que no le dijera eso que se hacía ilusiones», apunta David Pérez.

El valdeorrés reconoce que estaba muy agobiado. Al día siguiente habló por teléfono con Manolo Ferreiro, que le dijo que no podía llegar a mis pretensiones, pero que por 200 euros menos la operación podía ser factible. «Yo le dije que me diera hasta donde pudiera, pero eso sí, que no me mintiera. Así cerramos la operación, y al día siguiente ya estaba en Monforte», señala Pérez.

Acertó plenamente con su decisión, puesto que de la mano de Francis disputó la fase de ascenso a Segunda B, algo que no olvida. «Fue espectacular», recuerda.

David Pérez solo tiene palabras de agradecimiento para el Lemos. «Es verdad que el club gracias a mí cobró un importante traspaso, pero yo le estoy más agradecido a ellos por lo que me dieron. No quiero olvidarme ni de Pousa, ni de Ferreiro, ni de José Antonio, ni de una afición, que siempre me ayudó y me apoyó», comenta.

Estuvo tres temporadas y media en el Lemos, pero parece que fueron más. En Monforte hizo grandes amigos. Recuerda especialmente a uno. «En mi corazón siempre estará David. Ojalá pudiera estar hoy con nosotros. Tengo una gran amistad con su familia, que es como si fuera la mía», concluye.

Pérez cumple su cuarta temporada como entrenador del Trives. Antes dirigió al CD Barco y al Rúa, a los que ascendió de categoría, y reconoce que sería un sueño poder entrenar algún día al Club Lemos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Díaz esperaba que salieran más futbolistas de la cantera local