Tomé destina un millón de euros a urbanizar todo el entorno de la guardería

La reparcelación dará salida a Rof Codina e incluye otro parque de ese lado del río

La urbanización afecta a una amplia superfie que en la actualidad carece de aprovechamiento
La urbanización afecta a una amplia superfie que en la actualidad carece de aprovechamiento

MONFORTE / la voz

La urbanización del entorno de la guardería municipal, una de las mayores bolsas de suelo sin uso del centro de Monforte, quedará completada antes de la finalización de este mandato. El alcalde de Monforte, José Tomé, se comprometió a ello este miércoles durante una rueda de prensa en la que anunció que en el plazo de una semana se dará a conocer el mapa exacto de la reparcelación que se llevará a cabo en la denominada «zona C» de las normas de planeamiento. «Hai vontade de facelo, vontade con recursos», dijo Tomé. El proyecto de ejecución será el que determine el coste exacto, pero el gobierno municipal tiene reservada para esta actuación una partida de un millón de euros.

El proyecto anunciado por el alcalde supondrá una importante transformación urbanística en la margen del río que está situada frente al Parque dos Condes. Permitirá dar salida a la calle Rof Codina -que entronca con la avenida de Galicia en las inmediaciones del puente nuevo- y pondrá en valor al mismo tiempo los terrenos de su tramo final. «Vaise revalorizar toda esa zona coa apertura de novas rúas que van permitir que o que agora son traseiras se convertan en solares urbanizables», explicó en la rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por la primera teniente alcalde, Gloria Prada, y por el concejal de Servizos, José Luis Losada.

Un monumento de fondo

La prolongación de la calle Rof Codina hacia Cobas facilitará el aprovechamiento del suelo repartido entre la trasera de la calle Ourense y las fincas próximas a la guardería municipal, en cuyo entorno se construirá una nueva zona verde de 6.000 metros cuadrados que dará continuidad del otro lado del río al área de esparcimiento del Parque dos Condes. «Monforte vai seguir medrando nunha zona céntrica e no entorno dun monumento como o Colexio do Cardeal que pronto vai recibir a declaración de BIC», manifestó Tomé.

Esta actuación urbanística se extenderá hasta los terrenos de la fábrica de curtidos que funcionó en otros tiempos en la ribera del Cabe a la altura de la entrada de Cobas. La apertura de nuevas calles permitirá levantar viviendas en una amplia zona donde ahora no es viable ese tipo de aprovechamiento. En principio, y según avanzó el alcalde, la urbanización delimitará franjas de edificación de baja intensidad en lo relativo a las alturas.

Tomé, en el centro, con Gloria Prada y José Luis Losada en la presentación del proyecto
Tomé, en el centro, con Gloria Prada y José Luis Losada en la presentación del proyecto

El pleno acordó en abril del 2000 una modificación de las normas subsidiarias de planeamiento que cataloga la «zona C», entre la parte final de Rof Codina y Cobas, como suelo urbano no consolidado. «Pasaron xa máis de vinte anos dende aquel acordo e ata agora ningún goberno municipal se atreveu a levar a cabo a urbanización. Igual que ocorre con outros proxectos, este alcalde e o seu goberno vanse poñer mans á obra», declaró Tomé.

La financiación, según subrayó el alcalde, está garantizada y el Ayuntamiento dio los primeros pasos para poner en valor esa zona desde el punto de vista urbanístico. El proyecto de reparcelación que se dispone a presentar el gobierno local ya está listo. Fue adjudicado meses atrás a la empresa Monsa Urbanismo por un presupuesto de 11.495 euros. «Cando expliquemos o proxecto de reparcelación, daremos a coñecer con exactitude o custe da urbanización, que rondará preto do millón de euros, o que dá boa mostra da importancia da inversión deste proxecto que fai o Concello», explicó Tomé.

Reparto de cargas y beneficios entre los propietarios que acepten la fórmula de cooperación

El Ayuntamiento contratará una asistencia técnica para llevar a cabo las gestiones con los propietarios de los terrenos, con los que ya hubo conversaciones previas. La empresa que obtenga ese adjudicación asumirá la dirección de la obra y se encargará de realizar el proyecto de reparcelación siguiendo las instrucciones de los responsables municipales. La normativa faculta a las administraciones locales, a través del sistema de cooperación, a promover la urbanización de este tipo de terrenos repartiendo cargas y beneficios entre los propietarios, siempre que accedan a esta fórmula.

En los casos en los que no haya acuerdo, el Ayuntamiento puede urbanizar la zona con fondos propios abonando a sus titulares el valor de los terrenos previo a la urbanización. Una vez acabadas las obras, una parte de esas propiedades proporcional al gasto realizado pasaría a ser municipal, y la superficie restante le sería devuelta a sus titulares.

«Nós esperamos que os actuais propietarios cooperen, e se non estiveran dispostos porque non lles interesa, será o Concello quen leve a cabo este proxecto en solitario, ou en cooperación cos propietarios que queiran ou poidan», avanzó el alcalde al anunciar esta urbanización. «A decisión de mellorar esa zona da cidade -añadió-é unha decisión firme e o Concello conta con fondos para poder levar a cabo o proxecto de reparcelación e tamén o proxecto das obras».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Tomé destina un millón de euros a urbanizar todo el entorno de la guardería