Juzgado el director de una sucursal bancaria de Carballedo por presuntas irregularidades en la venta de unas preferentes

Los dos acusados durante una testificacion por videoconferencia
Los dos acusados durante una testificacion por videoconferencia

lugo / la voz

El director y la subdirectora de una sucursal bancaria de A Barrela fueron juzgados por irregularidades en la emisión de preferentes. En el 2009, ambos firmaron un contrato con una antigua clienta por la compra de 110 participaciones preferentes, con valor de 110.000 euros. Ese mismo año, el dinero fue retirado de la cuenta de la mujer. La clienta, y denunciante, declaró que la firma que consta en el documento no la realizó ella, por lo que le reclama al banco el dinero y denunció a los dos trabajadores del banco por falsedad de documento mercantil.

El juicio tuvo lugar en la mañana de este martes en la Audiencia Provincial de Lugo. En el 2009, tras el fallecimiento del marido de la víctima, que era quien, según ella, gestionaba los asuntos económicos, los dos acusados le ofrecieron colocar parte de sus ahorros en una cuenta de su entidad para así obtener un interés mayor del que estaba percibiendo. De lo que se trataba, era de adquirir «participaciones preferentes serie E» con un valor de mil euros cada una, sin el derecho a recuperar libremente el capital invertido y con un riesgo importante.

La denunciante, que por entonces tenía 77 años, declaró que no tenía, ni tiene, conocimientos sobre la materia ni sabe de qué se tratan esos conceptos. Además, en la adquisición aparece en cuatro ocasiones la firma de la denunciante, pero ella niega haberla realizado. Dos peritos encargados de la verificación de la firma, así como el equipo de la Guardia Civil, constataron que hay una «alta probabilidad» de que la firma sea falsa. Además, la denunciante declaró que el día de la fecha del contrato de adquisición, se encontraba en las Islas Canarias.

Por parte de la defensa de los acusados, el abogado incidió en que el día anterior al estipulado en el contrato hay constancia de que la denunciante estaba en Vigo, gracias a la declaración de una clínica estética a la que había acudido. Por lo que sí podría haber estado en A Barrela al día siguiente y no en Canarias. Como defensa principal, argumentó que los tres informes realizados para verificar la firma, coinciden en la alta probabilidad de que sea falsa, pero a su vez discrepan entre ellos en los motivos, así que «no es fiable ni concluyente».

Retira una acusación

Tras el juicio, la defensa de los acusados pide el sobreseimiento de la acusación, pero la fiscalía, en defensa de la denunciante, mantiene la acusación de falsificación de documentos mercantiles, con 5 meses de prisión más multa, pero retira la acusación de responsabilidad civil, que pedía la indemnización de la perjudicada con 110.000 euros. Esta modificación se debe a que el 4 de noviembre de este año la denunciante supo que en el 2013 había recibido un pago de 67.189,43 euros, en concepto de esas preferentes, y renuncia a la cantidad restante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Juzgado el director de una sucursal bancaria de Carballedo por presuntas irregularidades en la venta de unas preferentes