El albergue privado de Monforte ya no abrirá hasta el año próximo

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Una vista exterior del albergue de peregrinos de Monfiorte, en una foto de archivo
Una vista exterior del albergue de peregrinos de Monfiorte, en una foto de archivo CARLOS CORTÉS

La crisis sanitaria obliga por tercera vez a aplazar la apertura del establecimiento de acogida a peregrinos del Camino de Invierno

04 nov 2020 . Actualizado a las 14:29 h.

La crisis sanitaria ha obligado por tercera vez a aplazar la puesta en funcionamiento del albergue privado de peregrinos del Camino de Invierno situado en la calle Santiago de Monforte. En principio estaba previsto que el establecimiento iniciase su actividad en torno a la pasada Semana Santa, pero lo impidió la declaración del estado de alarma que se hizo efectiva en marzo. Los responsables pospusieron la apertura para mediados de septiembre, pero después consideraron más prudente aplazarla de nuevo en vista de las circunstancias que se deban en ese momento. El reciente empeoramiento de la situación sanitaria y las nuevas restricciones les han hecho reconsiderar de nuevo sus planes y ahora ya descartan abrirlo antes del año próximo.

«O albergue está terminado e preparado para abrir desde hai tempo, pero coas restricións á mobilidade, a limitación do aforo ao 50% e posibilidade que se declare outro confinamento dentro de pouco, cremos que de momento non paga a pena», dice Ramón Díaz-Varela, uno de los responsables del negocio. «Deixarémolo para o ano que vén, pero tal como está a situación, agora non é posible marcar unha data concreta para a apertura», añade.

El albergue no fue creado solo con la intención de acoger a peregrinos, sino también para servir como alojamiento a grupos numerosos de visitantes de la Ribeira Sacra, especialmente excursiones escolares. Cumplir esta última función, dice Díaz-Varela, parece muy poco factible a corto plazo. «Traballar con grupos grandes probablemente non vai ser posible ata que haxa unha vacina dispoñible», comenta.