El estado de alarma golpea el plan turístico de otoño en la Ribeira Sacra

Las actividades previstas para este fin de semana fueron canceladas

Visita guiada a un olivar de Quiroga organizada el pasado fin de semana dentro del programa turístico del consorcio de la Ribeira Sacra
Visita guiada a un olivar de Quiroga organizada el pasado fin de semana dentro del programa turístico del consorcio de la Ribeira Sacra

monforte / la voz

El empeoramiento de la situación sanitaria ha obligado a suspender todas las actividades previstas para este fin de semana dentro del programa turístico de otoño A Caída da Folla, promovido por el consorcio de la Ribeira Sacra. Desde la gerencia de dicho organismo señalan que estas actividades tenían todas las reservas cubiertas y se habían desdoblado para adaptarse a las limitaciones impuestas por las normas de prevención, que establecen que no se pueden formar grupos de más de cinco personas. «Pero a procedencia dos participantes -na meirande parte das cidades da Coruña e de Pontevedra- motivaron esta suspensión», añaden. Buena parte de las personas inscritas para estas actividades tenían previsto pasar el fin de semana en la Ribeira Sacra y tuvieron que cancelar sus reservas de alojamiento.

Este fin de semana es el tercero que estaba incluido en el programa A Caída da Folla, que empezó a desarrollarse el pasado día 17 en el municipio de Taboada y continuó durante los días 24 y 25. Las actividades programadas para estas jornadas pudieron llevarse a cabo sin problemas -en los municipios de O Saviñao, A Teixeira, Quiroga, Chantada y Pantón- pese a las limitaciones establecidas en cuanto al número máximo de participantes en cada una de ellas.

Para el puente de Santos -sábado, domingo y lunes- estaban previstas otras seis actividades turísticas de diferente carácter en los municipios de Sober, Carballedo, A Pobra do Brollón, Montederramo, Esgos y Parada de Sil.

Resto de la programación

Por el momento, según apuntan desde la gerencia del consorcio de turismo, el resto de la programación se mantiene, pero que se pueda llevar a cabo depende de las determinaciones que tomen las autoridades sanitarias durante los próximos días. En principio, el programa turístico debería seguir desarrollándose hasta el 22 de noviembre.

Caída en picado de las reservas previstas para el puente

La declaración del estado de alama y las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias, según apuntan desde el consorcio, «incidiron directamente sobre as expectativas da oferta turística que agardaba prolongar minimamente unha tempada moi complexa». De acuerdo con los datos reunidos por este organismo, para este puente se esperaba una ocupación del 61% en hoteles de tres y cuatro estrellas; del 84% en casas de turismo rural; del 57% en viviendas de uso turístico y del 54% en otros alojamientos. La ocupación final es respectivamente del 31%, el 28%, el 5% y el 18%.

La ocupación media de alojamientos en noviembre del 2019 -siempre según el consorcio- fue del 57%, «cifras abraiantes que se esperaban superar este ano». Pero en las condiciones actuales no se espera superar el 20% de ocupación «nin tan sequera no que sería unha boa ponte para visitantes procedentes de Madrid e outras comunidades con festividade para o luns».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El estado de alarma golpea el plan turístico de otoño en la Ribeira Sacra